‘California Typewriter’: homenaje a la máquina de escribir

rss

Tom Hanks

 

Los ordenadores personales y los procesadores de texto las han dejado olvidadas, arrinconadas en viejos desvanes y trasteros como si fueran una molesta antigualla. Las más afortunadas han sobrevivido convertidas en objetos de decoración vintage o como piezas de coleccionistas. Sin embargo, cada vez que se pulsa una de sus teclas su corazón parece latir, como si deseara cumplir con el trabajo para el que fueron diseñadas. Son las máquinas de escribir.

Este mes de abril TCM estrena California Typewriter, un documental dirigido por Doug Nichol en el que personalidades como el actor Tom Hanks, el intérprete y dramaturgo Sam Shepard o el músico John Mayer explican su incondicional y eterno amor por las máquinas de escribir y por qué nunca han dejado de utilizarlas. “Odio recibir correos electrónicos”, explica Tom Hanks, que considera esos mensajes algo impersonal y efímero. “Solo se tarda siete segundos en escribirlos y mandarlos”, dice. “En cambio, si alguien se toma la molestia de escribirme algo en un papel durante 70 segundos, probablemente lo guardaré para siempre”. Y no es una pose. El ganador de dos Oscar por Philadelphia y Forrest Gump tiene una colección de 250 máquinas de escribir y todos los días utiliza, al menos, una de ellas.

El documental California Typewriter forma parte de una programación especial que TCM ha preparado durante todo el mes y que tendrá su traca final el martes 23, Día Internacional del Libro. Durante ese día, la programación del canal estará formada exclusivamente por películas que hablan, desde distintos ángulos y puntos de vista, de la figura del escritor. Títulos como Trumbo, en el que el actor Bryan Cranston da vida al guionista Dalton Trumbo; El resplandor, de Stanley Kubrick; El escritor, de Roman Polanski; Paterson, de Jim Jarmusch, en el que sobrevuelan las referencias al poeta William Carlos Williams, o Barton Fink de Joel y Ethan Coen, la historia de un autor teatral que sueña con publicar obras de gran contenido social y es contratado por un estudio de Hollywood para escribir guiones de películas de lucha libre.

 

 

California Typewriter cuenta la historia de un pequeño taller de reparación de máquinas de escribir ubicado en Berkeley. Su propietario, Herbert L. Permillion III, trabajó durante años en IBM. Cuando salió de la compañía, compró un viejo local y, junto a un antiguo compañero, Ken Alexander, lleva casi cuatro décadas arreglando aparatos mecanográficos. Algo que no es nada sencillo. Muchas piezas de repuesto ya no se fabrican y ellos mismos tienen que crear los repuestos.

El ya fallecido Sam Shepard confiesa: “Nunca me llevé bien con las pantallas de los ordenadores. Se elimina la experiencia táctil. Cuando vas a montar a caballo tienes que ensillarlo y cuando usas una máquina de escribir tienes que alimentarla con el papel. Puedes ver la tinta sobre su superficie”, explica mientras teclea su veterana Hermes 3000 de los años 60.

California Typewriter es también una reflexión sobre la era digital en la que vivimos. Las máquinas de escribir invitaban a pensar, a meditar cada una de las palabras que se iban a utilizar. Las correcciones no eran sencillas. Mecanografiar se convertía en un arte y también en un acto de compromiso. De muchas de estas viejas máquinas de escribir nacieron miles de historias, novelas, poemas y guiones cinematográficos. En el film se puede ver la subasta de la Olivetti con la que Cormac McCarthy escribió todas sus novelas, excepto una, y que acabó vendiéndose por más de 200.000 dólares. Las máquinas de escribir se han convertido en máquinas del tiempo. Unos aparatos que nos hacen viajar a un pasado reciente, un instrumento imprescindible en la creación literaria del siglo XX.

California Typewriter. Martes 23 de abril a las 20:15 en TCM (también disponible bajo demanda).


Escrito por Viernes 29 marzo 2019

Tags : ,


Los comentarios están cerrados.