‘El graduado’: el salto al estrellato de Dustin Hoffman

rss

el graduado

 

En 1967, un joven Dustin Hoffman (que acababa de firmar un contrato para actuar en Broadway en la obra Los productores, de Mel Brooks) fue citado a un casting. El director Mike Nichols buscaba al protagonista de la que iba a ser su segunda película, un guión titulado El graduado. Por aquel entonces Dustin Hoffman veía su futuro con cierta intranquilidad. Su carrera como actor no acababa de despegar. Había aparecido en varias series de televisión y en obras teatrales poco importantes, y en el cine sólo había tenido un pequeño papel en la película The Tiger Makes Out. Fue el propio Mel Brooks quien le animó y le dio todo tipo de facilidades para que se presentara a aquella pruebas. Y es que Brooks sabía perfectamente de qué tipo de película se trataba, ya que su mujer, Anne Bancroft, iba a interpretar a la protagonista femenina.

Finalmente, Hoffman se presentó en la audición y consiguió el papel que le cambiaría la vida: el de un joven de 21 años que acababa de terminar sus estudios en la universidad. Un personaje que se encuentra a las puertas de un futuro profesional prometedor, pero del que, sin embargo, se apodera un hastío y un desencanto vital profundos. Es entonces cuando conoce a la esposa del socio de su padre, la señora Robinson, una mujer también frustrada, aburrida e insatisfecha.

El plato fuerte de la historia era la relación sexual que se establece entre los dos, lo que la convertía, por tanto, en una película transgresora. Un film que conectaba perfectamente con el espíritu joven y rebelde de aquellos años 60.

 

Bancroft

 

Aunque en la película los personajes de Dustin Hoffman y Anne Bancroft se llevan unos veinte años, en la vida real la diferencia entre los dos era de tan sólo seis. Únicamente el aspecto aniñado de Hoffman, unido a su baja estatura y al envejecimiento al que fue sometida Anne Bancroft a base de maquillaje, hacían posible que viéramos a una mujer madura seduciendo a un joven.

Una curiosidad del rodaje: cuando se filmó la escena del primer encuentro entre los dos en la habitación del hotel, Dustin Hoffman se saltó deliberadamente el guión y, ante la sorpresa de todo el mundo, tocó el pecho de Anne Bancroft. El director Mike Nichols se echó a reír (hoy algo así sería impensable) y Dustin Hoffman, pensando que se había cortado la escena, comenzó también a reírse. Sin embargo, al girarse hacia el fondo de la habitación, golpeó su cabeza contra la pared. Al director le pareció tan natural la toma que, aprovechando que la cámara seguía en marcha, la dejó como había quedado.

 

Graduado

 

El graduado fue uno de los grandes éxitos del año 1967. Mike Nichols ganó el Oscar al mejor director, y Dustin Hoffman, Anne Bancroft y Katharine Ross (que daba vida a la hija de los Robinson) fueron candidatos a los premios de interpretación.

De la película se recuerda también, cómo no, su banda sonora con temas de Simon & Garfunkel. El dúo triunfaba por aquellos años con su folk rock de armonías vocales y Mike Nichols pensó que esas canciones casaban perfectamente con la historia que se contaba en el film. Además, Paul Simon compuso algunos temas inéditos, entre ellos el famoso Mrs. Robinson, que se convertiría en uno de sus grandes éxitos.

El graduado. Lunes 18 de marzo a las 22:00 en TCM


Escrito por Viernes 15 marzo 2019

Tags : ,


Los comentarios están cerrados.