‘Jackie’ y el origen del mito de Camelot

rss

Jackie

 

“Que nadie olvide jamás que, durante un breve pero intenso momento, hubo un lugar llamado Camelot”. 

La frase la escribió Alan Jay Lerner, letrista del musical del mismo nombre (Camelot) que, con música de Frederick Loewe, se estrenó en Broadway en 1960. Sin embargo, en noviembre de 1963, una semana después de que su marido fuera asesinado en Dallas, Jacqueline Kennedy la dotó de un nuevo significado. Se sirvió de sus resonancias inequívocamente mágicas y la utilizó para establecer una comparación que se ha mantenido vigente durante décadas: esa que identifica la estancia de JFK en la Casa Blanca con una etapa de leyenda, tan fabulosa, tan extraordinaria, como los fascinantes relatos sobre la corte del rey Arturo y sus caballeros de la Mesa Redonda.

Jacqueline Kennedy pronunció esas palabras en una famosa entrevista que tuvo lugar en Hyannis Port (Massachusetts), en la casa de la familia de su esposo. Una conversación que la joven viuda mantuvo con el periodista de la revista LIFE Theodore H. White y que, medio siglo más tarde, el director Pablo Larraín utilizó como columna vertebral de Jackie, el film sobre los días que siguieron a la muerte del trigésimo quinto presidente de los Estados Unidos que podéis ver en TCM.

 

Billy Crudup as "The Journalist" and Natalie Portman as "Jackie Kennedy" in JACKIE. Photo by William Gray. © 2016 Twentieth Century Fox Film Corporation All Rights Reserved

 

En la ficción, Theodore H. White (premio Pulitzer y famoso por sus libros sobre las campañas presidenciales americanas de los 60 a los 80) es interpretado por Billy Crudup, mientras que la ex-primera dama es encarnada por una estupenda Natalie Portman (que, entre otras cosas, calca la peculiar dicción de su alter ego).

Como se ve en el film, ambos conversaron durante horas sobre todo lo acontecido en esa trágica semana: el asesinato, la reacción de Jackie tras el disparo, los preparativos del funeral… Sin embargo, finalmente, el texto que acabó publicándose en LIFE (en el número del 6 de diciembre de 1963) apenas ocupaba dos páginas (se puede leer mejor aquí).

 

jfk-epilogue

 

 

Dentro del artículo, una revelación cobraba especial importancia. Más que por su contenido social y político, por su componente poético. Según Jackie, a su marido le gustaba poner música antes de acostarse, y su disco preferido era el de Camelot, el musical que en esos días interpretaban en Nueva York Richard Burton y Julie Andrews (y que después sería llevado al cine con Richard Harris y Vanessa Redgrave).

Su estrofa favorita, la frase con la que abríamos este post (y de la que Larraín se sirve para transmitirnos el tema principal del film: lo efímero de la felicidad), sonaba casi al final del LP: “Que nadie olvide jamás que, durante un breve pero intenso momento, hubo un lugar llamado Camelot”. 

A la revista LIFE aquella metáfora le pareció fabulosa, y consideró que, en lugar de publicar un extenso relato sobre los pormenores del duelo de Jackie, sería más oportuno resaltar esa brillante idea en un texto más bien escueto. “Volverá a haber grandes presidentes, pero no volverá a haber otro Camelot”, repite Jackie en el artículo, apuntalando un símil que, ya para siempre, pasó a formar parte de la historia de la política.

 

life 2

 

Theodore H. White, no obstante, guardó celosamente las más de diez páginas de anotaciones que tomó durante la entrevista y posteriormente las donó a la John F. Kennedy Presidencial Library. Con una condición: que no pudieran consultarse (pueden verse aquí) hasta un año después de la muerte de Jackie. Estas notas (junto a varios vídeos de la época) conforman la base del estupendo film que dirigió Pablo Larraín y escribió Noah Oppenheim, que por esta historia ganó el premio a mejor guión en el Festival de Venecia de 2016.

Jackie. Lunes 25 de marzo a las 22:00 en TCM

Diego Soto


Escrito por Martes 29 enero 2019

Tags : , ,


Los comentarios están cerrados.