Annette Bening, una antiestrella en Hollywood

rss

THE KIDS ARE ALL RIGHT

 

Annette Bening no es una estrella de cine convencional. Le gusta mantenerse en segundo plano, protegiendo su intimidad, y más aún en estos tiempos de reinado de las redes sociales. Rueda una película, la promociona en los medios de comunicación y luego vuelve a retirarse al anonimato, junto a su marido Warren Beatty y sus hijos. Tiene 60 años. Ha protagonizado títulos tan populares como American Beauty, El presidente y Miss Wade o Conociendo a Julia, y ha sido candidata al Oscar en cuatro ocasiones, pero nunca ha conseguido levantar la estatuilla. Toda una injusticia, según muchos críticos y comentaristas cinematográficos.

El sábado 16 de febrero TCM emite Una noche con Annette Bening, una nueva entrega del programa de entrevistas Una vida en imágenes que produce la Academia Británica del Cine y la Televisión (BAFTA). La actriz americana contestará a las preguntas del periodista y escritor Danny Leigh y conversará con el público recordando su vida y su carrera. A continuación, los espectadores del canal podrán verla en Los chicos están bien, un film escrito y dirigido por Lisa Cholodenko, y que le valió una de sus cuatro nominaciones al Oscar.

 

 

La trayectoria cinematográfica de Annette Bening comenzó en 1988 con la película Dos cuñados desenfrenados, cuando la actriz tenía 30 años. Nació en Topeka, Kansas, el 29 de mayo de 1958, pero se mudó a California siendo niña. Estudió baile e interpretación en San Francisco y se estableció en Nueva York para hacer teatro cuando cumplió los 28. “No estaba pensando en hacer películas en ese momento”, explica en la entrevista. “El cine me intimidaba. Me sentía extraña en el set. Hay muchas cámaras dando vueltas, así que tuve que aprender”.

Milos Forman y Stephen Frears le dieron la alternativa definitiva. Con el primero rodó Valmont, la versión que el director checo rodó de Las amistades peligrosas. “Milos fue genial, me enseñó mucho, pero fue muy duro. Provenía de una escuela diferente a la de la mayoría de los directores occidentales”, recuerda ante las cámaras.

A Stephen Frears le debe su definitivo salto al estrellato. Fue con Los timadores, en la que interpretaba a una estafadora sexy y seductora, un papel que le valió su primera candidatura a los Oscar. “Es totalmente diferente actuar en el cine y en el teatro”, explica en la conversación. “En el cine tienes que esperar a que estén listas las luces y el sonido para hacer una toma y eso puede ser un poco aterrador. Tienes que aprender a trabajar con tu propio miedo”.

 

Los timadores

 

Annette Bening afirma que es muy crítica con su propio trabajo. “Al principio era muy difícil. Ya había actuado bastante en el teatro antes de verme en una pantalla y pensaba: ‘Dios mío, así es como se ve mi cara cuando hago esto o aquello’. Es como cuando escuchas tu propia voz grabada y piensas: ‘¿Es así como sueno?”.

En 1992 se casó con el actor y director Warren Beatty, al que conoció en el rodaje de Bugsy. Con él ha tenido cuatro hijos. En la entrevista reconoce que durante mucho tiempo cuidar de sus hijos condicionó sus decisiones profesionales: “Siempre preguntaba cuándo y dónde era el rodaje, pero todo eso ha ido cambiando. Ahora solo tengo a mi hijo menor en casa porque aún está en la escuela secundaria”.

Durante años Annette Bening fue decantándose por las pequeñas producciones de cine independiente, como Madres & hijas de Rodrigo García. Confiesa que antes de aceptar un proyecto siempre se fija en la calidad que tiene el guion porque, si no hay un buen texto, “no importa lo que haga como actriz, no puedo hacer que funcione”, dice. “No es que tenga que llorar cada vez que leo un guion, pero si me interesa, si no puedo sacármelo de la cabeza y pienso en él a todas horas, es una buena señal”.

En los últimos meses hemos visto a Annette Bening dando vida a la actriz Gloria Grahame en Las estrellas de cine no mueren en Liverpool y encabezando el reparto de una nueva adaptación de la obra de Chejov La gaviota. Este año aparecerá en títulos como Capitana Marvel y en Como la vida misma. “Siempre estoy buscando algo diferente”, declara. “Y he tenido la suerte de hacer lo que he hecho. Cuando comencé, podía haber rodado películas que no eran muy buenas, pero me encontré con proyectos en el que estaban personas prestigiosas. Es emocionante ser parte de esto. Es maravilloso”, concluye.

Una noche con Annette Bening. Sábado 16 de febrero a las 21:35 en TCM


Escrito por Martes 11 diciembre 2018

Tags : , ,


Los comentarios están cerrados.