‘Promesas del este’: David Cronenberg y la mafia rusa

rss

Promesas del este

 

Videodrome, Inseparables, La mosca, Crash… Las películas de David Cronenberg resultan siempre perturbadoras. Provocan en el espectador inquietud y morbo, y en ellas el director canadiense relata la violencia de una forma muy personal. “Si me preguntas por qué en mis películas muestro la violencia de una forma tan explícita, te diré que es porque quiero que mi público entienda la realidad física que supone una acción violenta”, explica Cronenberg. “La violencia es la destrucción de un cuerpo. No es algo estético, y yo no la trato como algo cinematográfico, sino como algo físico y humano”.

En Promesas del este Cronenberg se aleja de la ciencia ficción o el terror, sus géneros más habituales: “Es un historia de gangsters y de criminales. Para ellos la violencia es una forma de vida. No es un tema de venganza, de sadismo o de placer. Es sólo negocio, y eso me parece fascinante”.

En la película, una joven da a luz a una niña en un hospital de Londres. La madre muere, pero el bebé se salva. La comadrona que asiste a ese parto es Naomi Watts, una mujer de origen ruso que, al recoger las pertenencias de la madre muerta, se encuentra con un diario escrito también en ruso. En lugar de ignorar ese hallazgo, como algunas personas le recomiendan, Naomi Watts decide traducir el diario y averiguar quién era esa pobre chica. Y lo que va a descubrir en sus páginas no es precisamente agradable. En el diario se hace referencia a los Vory V Zakone (‘ladrón en la ley’), una violenta rama de la mafia rusa asentada, entre otros muchos lugares, en la capital británica, y a la que, como es lógico, las indagaciones de la comadrona no le harán ninguna gracia.

 

Watts

 

Viggo Mortensen quedó encantado después de rodar con David Cronenberg Una historia de violencia, así que no dudó en volver a trabajar con él cuando el director canadiense le propuso un papel de ruso en Promesas del este. “Los personajes de Cronenberg no son solamente una cosa. Tienen muchas facetas, muchos matices”, cuenta el actor. “Él es un gran observador del ser humano. De su comportamiento”.

Mortensen da vida a un chófer al servicio del clan mafioso. Un tipo implacable, duro, con el cuerpo completamente tatuado, pero que siente simpatía por la comadrona que interpreta Naomi Watts.

Promesas del este se ve en permanente tensión. A ello contribuye cómo Cronenberg retrató la ciudad de Londres, huyendo de las zonas más turísticas y reconocibles e introduciéndonos en las más oscuras y sórdidas. El director sostiene que la película también tiene mucho que ver con el clasicismo ruso: “Cuando Viggo y yo comenzamos a documentarnos para la película leímos a Dostoievski. Quisimos descubrir el alma rusa, ese alma fatalista, oscura y depresiva, así que yo creo que esta película tiene mucho más que ver con la literatura rusa que, por ejemplo, con Shakespeare. Aún así, es verdad que en la historia encuentras algunos elementos clásicos”.

Promesas del este le valió a Viggo Mortensen una candidatura al Oscar a mejor actor, premio que finalmente ganó Daniel Day-Lewis por Pozos de ambición. El film te deja pegado a la butaca desde que comienza y, como dice el actor, no sólo por las escenas más fuertes: “Nos gustó mucho que la gente se reía un poco de vez en cuando. Aunque un tanto oscuro, la película tiene cierto humor, a pesar de lo dura que es a veces”.

Promesas del este. Sábado 8 de diciembre a las 22:00 en TCM

Antonio Martínez / Elio Castro


Escrito por Miércoles 5 diciembre 2018

Tags : , , , ,


Los comentarios están cerrados.