Errol Flynn, la goleta Zaca y ‘La dama de Shanghai’

rss

la dama de shanghai

 

En La dama de Shanghai (1947), Orson Welles interpreta a un marinero irlandés que, fascinado por la belleza de Rita Hayworth (en aquellos tiempos su esposa), decide embarcarse en una travesía desde Nueva York hasta San Francisco a través del canal de Panamá. En la película, escrita y dirigida por el propio Welles, el barco utilizado para el viaje recibe el nombre de Circe, pero en realidad el velero (una fabulosa goleta de 43 metros de eslora) tenía otro nombre: Zaca. Y un propietario tan ilustre como Welles: el actor Errol Flynn.

Flynn, un apasionado de la navegación, había adquirido el Zaca (una embarcación con mucha historia) hacía sólo un par de años, y se había gastado 15.000 dólares en su reforma para utilizarlo con fines científicos. Su objetivo, sobre todo, era romper con la leyenda que había acompañado a su anterior yate: el Sirocco, una suerte de Babilonia flotante en la que Flynn había dado rienda suelta a su proverbial afición por las fiestas, la bebida y el sexo. En 1946, por tanto, se lanzó a la mar y, acompañado de un equipo comandado por el biólogo marino Carl Hubbs, inició una expedición por la costa de México que le llevaría a coincidir con el otro protagonista de esta historia: Welles. 

El director de Ciudadano Kane se encontraba en Acapulco buscando localizaciones para La dama de Shanghai, y al encontrarse con Flynn, y conocer su barco, quedó tan prendado de él que propuso alquilarlo para la película. El actor accedió y, de este modo, Flynn se convirtió en un miembro más del equipo. Una estrella que, sin embargo, siempre se mantuvo como el título de este blog: fuera de campo. Aunque hay leyendas que corren  por internet que afirman que se puede ver al bueno de Errol en algunos momentos de la película (leyendas infundadas, a tenor de las imágenes que se presentan como prueba).

 

Errol

 

La foto más famosa de ese rodaje, en la que Welles, Flynn, su mujer Nora Eddington y Rita Hayworth celebran el 28 cumpleaños de esta última, nos confirma que el falso Flynn no es Errol, sino el músico y actor ocasional Teddy Stauffer. Y también nos recuerda (esos vasos sobre la mesa) que, por muchas expediciones científicas en las que estuviera enrolado, el patrón del Zaca siempre guardaba en la bodega provisiones de sobra con las que agasajar a sus invitados (Welles recordaría más tarde que el Zaca fue el primer lugar en que probó la cocaína).

 

fiesta

 

Quien si aparecía en La dama de Shanghai era el perro de Flynn, un teckel de nombre Chula que compartía barco con el gato siamés del actor y que aquí tenía una aparición estelar con Rita Hayworth.

 

Perro

 

En cuanto al Zaca, todavía viviría muchas más aventuras por los siete mares con Errol Flynn como propietario: en Jamaica, en Mallorca (que llegó a ser el puerto base del velero)…. Tras la muerte de Flynn en 1959, el barco cambiaría de manos y terminaría semiabandonado en la costa francesa, convertido en una especie de goleta fantasma en la que algunos juraron haber visto el espectro de la estrella. En los años 90, sin embargo, el empresario italiano Roberto Memmo reflotó el Zaca (había terminado hundiéndose) y le devolvió el esplendor perdido. Actualmente, el barco está atracado en Montecarlo y es habitual verlo en diferentes puertos del Mediterráneo.

La dama de Shanghai. Lunes 17 de diciembre a las 12:35 en TCM

Diego Soto

 

 

 


Escrito por Jueves 29 noviembre 2018

Tags : , , , , ,


Los comentarios están cerrados.