‘Risas de cine’: ‘Arsénico por compasión’

rss

 

En los primeros años del siglo XX, Amy-Archer Gilligan fue la propietaria de un hogar para la tercera edad en Connecticut. La buena señora se dedicaba a envenenar con arsénico a los ancianos que vivían en su residencia, tras conseguir, eso sí, que le donaran fuertes sumas de dinero. Al final fue un familiar de sus víctimas quien puso a la policía sobre la pista de esta asesina en serie, que acabó siendo juzgada y condenada a cadena perpetua por cinco crímenes probados (aunque había indicios de que fueran muchos más).

Esta tétrica historia inspiró, paradójicamente, la obra teatral en que se basa la divertidísima comedia que nos trae Jack Bourbon esta semana: Arsénico por compasión, dirigida por Frank Capra en 1941.


Escrito por Viernes 26 octubre 2018

Tags : , , , , ,


Los comentarios están cerrados.