TCM entrevista a Rodrigo Sorogoyen

rss

Sorogoyen

 

Rodrigo Sorogoyen debutó como director, junto a Peris Romano, en 8 citas, un film compuesto por otras tantas historias que desmenuzaban las siempre complejas relaciones entre mujeres y hombres. Un lustro después, tras trabajar en varias series de televisión, se doctoraba en solitario con Stockholm, una película centrada en una pareja que acaba de conocerse durante una noche de fiesta que triunfó en el Festival de Málaga de 2013. Su tercer largometraje, Que Dios nos perdone, era un thriller policíaco con trasfondo político que fue candidato a seis premios Goya.

El sábado 29 de septiembre, un día después de que llegue a las pantallas El reino, su cuarto y esperado largometraje, Rodrigo Sorogoyen habla ante las cámaras de TCM de cómo concibe el cine y de aquellas películas que más le han influido en su formación y desarrollo como cineasta. “Para El reino, por ejemplo, estudié Todos los hombres del presidente. Estaba empeñado en que en mi película hubiera muchos personajes que aparecieran en un momento dado y que luego no volvieran a salir, algo que ocurre en Todos los hombres del presidente. Pero tenía dudas. Me preguntaba: ¿eso se entiende? ¿Este tipo de cine lo puede seguir fácilmente el espectador?”.

 

El reino

 

En El reino Sorogoyen bucea en las turbias aguas de la corrupción en las altas esferas del poder. “Desde siempre, los cineastas y el cine español se han interesado por la realidad en la que vivimos”, explica el director. “Quizá ahora se utiliza más el thriller que antes. Por ejemplo, Muerte de un ciclista de Juan Antonio Bardem, aunque no es un thriller al uso, sí que es una película de suspense que te está hablando de un momento histórico concreto, de una sociedad, de un conflicto entre clases sociales y de un descontento social”, añade. Lo que pasa para Sorogoyen es que “ahora hay películas más comerciales que utilizan el thriller para llevar al mayor número de espectadores posible a las salas y que, a la vez, manifiestan una preocupación social”. El thriller, concluye, “es un género óptimo para poder hablar de este tipo de asuntos”.

 

 

Rodrigo Sorogoyen nació en Madrid en 1981 y forma parte de una “nueva hornada de directores” que en las últimas décadas ha irrumpido con fuerza en las pantallas españolas. Nombres como Carla Simón, Raúl Arévalo, Daniel Guzmán, Mar Coll, Kike Maíllo o Carlos Marqués-Marcet entre otros muchos. “No creo que pertenezca a ninguna generación, pero entiendo que, si alguien tiene que seleccionar a unos cineastas que conviven en un momento dado pues sí, yo podría estar ahí y lo aceptaría”, reconoce.

Tampoco le gusta encasillarse en un estilo o en un género cinematográfico determinado. “Yo creo que llego tarde a todo”, dice. “Lo que hacía Carlos Saura en los años 70 del siglo XX ahora no se puede hacer porque, paradójicamente, estamos más constreñidos y reprimidos”. Lo que ha ocurrido, según reconoce Sorogoyen, es que en las últimas décadas se han simplificado mucho las tramas y el lenguaje cinematográfico. “Se peca mucho de intentar concretar y de ofrecer al espectador la película más sencilla, y se termina creando un mundo demasiado endogámico y pequeño donde está el bueno, el malo, el amigo del bueno y otro malo. Y la vida no es así. En la vida real hay millones de personajes que la pueblan”, concluye.

Rodrigo Sorogoyen será el epicentro de la noche del sábado 29 de septiembre, en la que TCM emite una programación dedicada a directores como Ned Benson, autor de La desaparición de Eleanor Rigby; Harmony Korine, realizador de Spring Breakers o Duncan Jones, el hijo del desaparecido David Bowie que debutó tras las cámaras en 2009 con Moon. Cineastas todos ellos que, como Rodrigo Sorogoyen, buscan en los últimos años consolidarse en el complejo universo del cine.

La nueva ola: Rodrigo Sorogoyen. Sábado 29 de septiembre a las 21:45 en TCM

 


Escrito por Viernes 28 septiembre 2018

Tags : , , ,


Los comentarios están cerrados.