Tarantino, Peckinpah y los patitos de goma

rss

Death Proof

 

El cine negro en Pulp Fiction. El western en Los odiosos ocho o Django desencadenado. Las artes marciales en Kill Bill. A lo largo de su carrera, Quentin Tarantino ha ido rindiendo homenaje a los distintos géneros que han marcado su vastísima cultura cinéfila, y en Death Proof  (viernes en TCM) la referencia inequívoca eran las películas de persecuciones de coches de los 60 y 70. Títulos como Punto límite: cero o 60 segundos en los que los principales protagonistas eran los llamados ‘muscle cars’, un tipo de vehículo genuinamente americano por el que Tarantino siempre ha sentido devoción. “Hay algo erótico en todos los coches, aunque los verdaderamente excitantes son esos modelos clásicos de los 70. Siempre me he preguntado por qué dejaron de fabricarlos”, explicaba el director en un reportaje de Sucedió una noche que podéis escuchar aquí.

Para dejar patente su adoración por este tipo de películas y estos automóviles, Tarantino, como de costumbre, se hinchó a incluir guiños en Death Proof. Así, en el film podemos ver un Dodge Challenger blanco igualito al que conducía Kowalski en la mencionada Punto límite: cero, un Ford Mustang Grande como el de 60 segundos (no confundir con el remake de Nicolas Cage del año 2000) y un Dodge Charger similar al que aparece en Bullitt o en la serie The Dukes of Hazzard. Sin embargo, la referencia de la que queremos hablar hoy en este blog no tiene que ver con un coche, sino con un camión. Y más que con el camión en sí, con el objeto que decora su radiador: un pato metálico con cara de malas pulgas y un pitillo en su pico.  

 

Convoy

 

El palmípedo en cuestión, que en Death Proof decora el capó del Chevy Nova que conduce Kurt Russell, había aparecido por primera vez en la gran pantalla casi tres décadas atrás. Y curiosamente en una película que también emitimos estos días en TCM: Convoy, de Sam Peckinpah, un film basado en una popular canción country de C.W. McCall y protagonizado por un camionero apodado ‘Rubber  Duck’. O lo que es lo mismo, “patito de goma”.

La figura del pato había sido creada en 1970 por John Billings, y cuando un miembro del departamento de arte de Convoy la vio, entendió que resultaba perfecta para colocarla sobre el camión del personaje que interpreta Kris Kristofferson

Durante los años posteriores al estreno del film de Peckinpah nadie pareció volver a acordarse del pato, que pasó a ser olvidado en una estantería de la tienda de la familia Billings. Sin embargo, en 1999, los hijos de su creador decidieron (por probar) ponerlo a la venta en eBay. La figura se vendió por 600 dólares y los Billings se dieron cuenta de que habían encontrado una mina. Los camioneros de todo el país empezaron a demandar más unidades del icónico pato y los Billings empezaron a vender más de mil unidades anuales.

 

Kurt Russell

 

Fue en medio de esta fiebre, ya en 2007, cuando Tarantino decidió incluir también al malhumorado pato sobre el radiador del siniestro coche que utiliza como arma criminal Especialista Mike. Y los propietarios de sus derechos no se pudieron negar. “Por supuesto que le dijimos que sí”, afirma John Billings Junior. “Si hubiera sido cualquier otro director, nos habríamos negado. Pero él es un director de culto, y nuestro pato también es un objeto de culto. Tiene sentido”.

Curiosamente, la familia Billings también se dedica a fabricar las estatuillas que se entregan en los premios Grammy, pero, según dicen, apenas ganan dinero con ello. “Es el pato el que paga las facturas”, afirma Billings. Lo que viene siendo (alerta de chiste malo) ‘pagar con el pato’. 

Convoy. Lunes 10 de septiembre a la 1:45 en TCM

Death Proof. Martes 11 de septiembre a las 13:25 en TCM

Diego Soto

 

 

Escrito por Martes 4 septiembre 2018

Tags : , , , , ,


Los comentarios están cerrados.