‘Moneyball’ y ‘Foxcatcher’: sesión doble con Bennett Miller para abrir el especial ‘La nueva ola’

rss

FOXCATCHER

 

Este mes de septiembre, todos los sábados, damos la palabra a las nuevas voces del panorama cinematográfico. Directores del siglo XXI que, gracias a sus películas, se han consolidado dentro de la élite de la industria. Hablamos de autores como Jeremy Saulnier, Yorgos Lanthimos, Nicolas Winding-Refn, Lynne Ramsay… Una selección en la que no podía faltar el director encargado de abrir este mini-ciclo con un programa doble: Bennett Miller, un cineasta que se dio a conocer en 2005 con el biopic Capote y que confirmó sobradamente las expectativas creadas con las dos películas que abren nuestro especial La nueva ola.

Moneyball, rompiendo las reglas (2011) y Foxcatcher (22:00) comparten, además de una indiscutible solidez cinematográfica, la temática deportiva. Ambas se basan asimismo en hechos reales, sin embargo en ninguna de los dos el deporte es lo que realmente importa.

Moneyball, un film escrito por dos súper-estrellas del guión como Aaron Sorkin y Steve Zaillian, se adentra en el mundo del béisbol a través de la figura de Billy Beane (Brad Pitt), un ex-jugador reconvertido a director deportivo que, con la ayuda de un licenciado de una prestigiosa universidad, ideó un innovador sistema estadístico con el que confeccionar la plantilla más adecuada para su equipo: los Oakland Athletics, un equipo que no andaba sobrado de presupuesto pero que, gracias a la estrategia de Beane, logró batir el récord de victorias consecutivas del campeonato. Una historia centrada más en los despachos que en el campo de juego y que busca realzar la importancia del factor humano sobre el presupuestario, no sólo en lo referente al deporte, sino en todos los ámbitos de la vida. Como Beane, a Miller también le funcionó la táctica a las mil maravillas, y logró seis nominaciones a los premios Oscar. 

 

Brad Pitt

 

Foxcatcher sustituye la amplitud de los estadios de béisbol por los gimnasios, el espacio mucho más íntimo y cerrado en el que se practica un deporte también mucho menos popular: la lucha libre. Y también se desplaza en el tiempo, llevándonos a los años 80. Concretamente a las semanas previas a la disputa de los Juegos Olímpicos de Seúl de 1988, una competición para la que el luchador Mark Schulz (Tatum Channing), un joven que vive  a la sombra de sus popular hermano, se prepara con el patrocinio de un excéntrico millonario, John DuPont (excelentemente interpretado por un irreconocible Steve Carell). Entre los tres personajes se creará una enfermiza relación (viciada por los celos, la manipulación y la dependencia) que acabará desembocando en tragedia.

Como Moneyball, Foxcatcher también fue alabada por la crítica y optó a cinco premios Oscar. Un nuevo éxito que nos lleva a esperar con ansiedad los futuros trabajos del realizador neoyorquino

La  nueva ola: Moneyball, rompiendo las reglas (19:30) y Foxcatcher (22:00). Sábado 1 de septiembre en TCM


Escrito por Miércoles 29 agosto 2018

Tags : , , ,


Los comentarios están cerrados.