‘El hombre que nunca estuvo allí’: del color al blanco y negro

rss

El hombre que nunca estuvo allí

 

No cabe duda de que, de entre las muchas virtudes que atesora El hombre que nunca estuvo allí, la deliciosa fotografía de Roger Deakins es una de las más destacadas. En las diferentes entrevistas que ha concedido sobre el film, Deakins, habitual colaborador de los Coen, no ha dejado de explicar que con este trabajo no pretendía hacer ningún tipo de homenaje al cine clásico (“No utilicé ninguna referencia. Nunca pensé: ‘Voy a inspirarme en esta escena de Ciudadano Kane'”, leemos en la web Cinephilia & Beyond). Sin embargo, es evidente que esas imágenes en blanco y negro (la luz que se cuela por la persianas, las vaporosas volutas de humo de los cigarros), emparentan la película muy directamente con el film noir y con esas historias de James M. Cain (Perdición, El cartero siempre llama dos veces) a las que la popular pareja de directores pretendía rendir tributo. Incluso con ese cine de ciencia-ficción de los 50 que también está presente en el film a través de su subtrama extraterrestre.

Lo que merece la pena recordar es que, en primera instancia, y tal y como hizo por ejemplo Haneke en La cinta blanca, la película se rodó en color, para después, en postproducción, ser adaptada a la correspondiente escala de grises.

Si uno se da un paseo por internet encontrará varios motivos para explicar esta decisión. Por un lado se dice que, por cuestiones contractuales, los Coen estaban obligados a rodar una versión en color para su distribución en determinados mercados, como por ejemplo el asiático (SPOILER ALERT: no ver vídeo adjunto sin haber visto antes el film).

 

 

Por otro (y esta parece la razón más convincente) se cuenta que, dado que la filmación en blanco y negro ha caído en desuso, merece la pena aprovechar todos los matices añadidos que proporciona la tecnología actual en color para después controlar mejor el proceso de conversión en blanco y negro. Los Coen, tan dados a desdramatizar y a despojarse de la mística que suele acompañar la creación cinematográfica, cuentan que, sencillamente, el blanco y negro les recordaba a “las películas sobre higiene y limpieza de los años 50 que nos ponían en el instituto”.

El hombre que nunca estuvo allí. Martes 4 de septiembre a las 20:05 en TCM

Diego Soto


Escrito por Sábado 4 agosto 2018

Tags : , , ,


Los comentarios están cerrados.