Celebramos 75 años de Robert De Niro todos los viernes de agosto

rss

El cazador

 

Robert De Niro es, en público, un hombre de pocas palabras. En las entrevistas y ruedas de prensa de la promoción de sus películas contesta muchas veces con monosílabos. Sin embargo, cuando abre la boca resulta explosivo. Ocurrió el pasado 10 de junio durante la ceremonia de entrega de los premios Tony, los Oscar del mundo del teatro. “Voy a decir una cosa. Que le jodan a Donald Trump”, soltó nada más comenzar su intervención sobre el escenario del Radio City Musical Hall de Nueva York. No es la primera vez que el actor arremetía contra el presidente de los Estados Unidos al que incluso amenazó con pegarle un puñetazo. Está claro que Robert De Niro no va a invitar a Donald Trump a la fiesta de su próximo cumpleaños.

Un cumpleaños, además, muy especial, porque el 17 de agosto el intérprete neoyorquino cumple 75 años, una cifra redonda que en TCM queremos celebrar emitiendo todos los viernes del mes películas protagonizadas por uno de los grandes mitos del cine. Títulos como Despertares, que le valió una de sus siete nominaciones a los Oscar; Frankenstein de Mary ShelleyEl cazador o El cabo del miedo. Además, el día 17, el mismo día de su aniversario, toda la programación estará dedicada a este magnífico actor que nos ha brindado algunas de las más brillantes y recordadas interpretaciones del cine reciente.

 

 

Robert De Niro nació en Nueva York en 1943. Sus padres eran pintores, pero él se decantó muy pronto por el mundo de la actuación. Fue a los 10 años cuando hizo de león cobarde en una función escolar de El mago de Oz. Abandonó el instituto a los 16 años y estudió Arte Dramático en el Stella Adler Conservatory. A mediados de los años 60 comenzó a aparecer en el cine, y a finales de esa década su carrera tomó impulso gracias a sus trabajos con Brian De Palma y Roger Corman. En 1973 se produjo un encuentro que cambió su vida y su carrera. Un joven realizador, Martin Scorsese, le dio un papel en Malas calles. Comenzaba así una colaboración cinematográfica que se ha convertido en legendaria.

Un año después fue Francis Ford Coppola el que le eligió para hacer de joven Vito Corleone en El padrino: Parte II. “De Niro hizo ya una prueba para el papel de Sonny Corleone en la primera parte”, recordaba Coppola. “Fue algo que nunca olvidaré. Más adelante pensamos en quién podría hacer del joven Brando y creí que De Niro podría hacerlo. Fui a la Paramount, les conté mi idea y me dijeron: ‘no’”. Afortunadamente cambiaron de opinión y Robert De Niro ganó el Oscar al mejor actor secundario. Un premio que volvería a ganar en 1981, esta vez como actor protagonista, por hacer del boxeador Jake La Motta en Toro salvaje.

Robert De Niro ha representado, quizá como ningún otro actor, la viva imagen de los Estados Unidos. Un país heterogéneo, mezcla de culturas y de tradiciones. En sus películas ha sido monje, soldado, mafioso, taxista, padre de familia, saxofonista, psicópata… Además, cada uno de sus papeles nacía de un trabajoso parto. Siempre ha sido un perfeccionista y ha preparado sus personajes a fondo, incluyendo, cuando así lo exigía la ocasión, grandes transformaciones físicas.

 

El cabo del miedo

 

“Cuando te vas haciendo mayor no puedes aspirar a hacer los papeles que ahora hace Ryan Gosling”, afirma admitiendo el inevitable paso del tiempo. Pero él sigue en la brecha. Ha trabajado nuevamente a las órdenes de Martin Scorsese en The Irishman y haciendo de abuelo en War with Grandpa. Como productor tampoco para, ya que está detrás, por ejemplo, de Bohemian Rhapsody, el film sobre el cantante Freddie Mercury y el grupo Queen.

A los 75 años el nombre de Robert De Niro sigue siendo un reclamo más que suficiente para pagar una entrada de cine. Un verdadero camaleón, con un inmenso talento, del que los espectadores de TCM podrán disfrutar todos los viernes de agosto.

Robert De Niro: sin defectos. Viernes de agosto en TCM


Escrito por Jueves 26 julio 2018

Tags : , ,


Los comentarios están cerrados.