Kubrick explica el final de ‘2001’ con 50 años de retraso

rss

2001

 

“¿Cuánto apreciaríamos La Gioconda hoy en día si Leonardo hubiese escrito al final del lienzo: ‘Esta mujer sonríe levemente porque tiene los dientes con caries’. O ‘porque esconde un secreto a su amante’? Anularía la apreciación del espectador y lo encadenaría a una realidad distinta a la suya. No quiero que esto pase con 2001“.

Con estas palabras (que pueden escucharse en nuestro documental de producción propia 2001 destellos en la oscuridad) explicaba Stanley Kubrick en una entrevista concedida a Playboy en 1968 su reticencia a desvelar el significado de 2001: Una odisea del espacio. “Pretendí que la película fuese una experiencia intensamente subjetiva, que llegase al espectador a un nivel íntimo de su consciencia, como lo hace la música”, añadía el director norteamericano, dejando claro que no pensaba ofrecer ninguna respuesta concreta a las múltiples preguntas que plantea el film.

 

Kubrick

 

Hace unos días, sin embargo, hemos sabido con cincuenta años de retraso (y gracias a un vídeo publicado en Reddit) que Kubrick tenía, obviamente, sus propias interpretaciones, pero que prefería guárdarselas para él por los motivos anteriormente citados. El vídeo fue grabado en 1980 por el periodista japonés Junichi Yaoi, desplazado a Londres para rodar un documental sobre el rodaje de El resplandor, y en él, a través de una entrevista telefónica, se puede escuchar la explicación que el director ofrece sobre el final de la película. Concretamente, sobre ese momento en el que un anciano Dave Bowman (Keir Dullea) se transforma en el ‘Niño de las Estrellas’.

 

 

En el vídeo adjunto podéis oír la conversación entera, pero, dado que está en inglés, procedemos a traducir el mensaje principal. “Nunca lo quise explicar, porque las ideas suenan tontas cuando las verbalizas, mientras que, si las dramatizas, cada uno las siente de una manera”, dice Kubrick, que acto seguido procede a dar su versión: “Bowman es atrapado por entidades divinas, criaturas de energía o inteligencia sin forma, y es colocado en lo que supongo que puede ser un zoológico humano para estudiarlo. La habitación es una muestra deliberadamente inexacta de arquitectura francesa, lo que sugiere que las entidades tenían alguna idea sobre lo que Bowman podría pensar que es bonito, pero que no estaban del todo seguros. Del mismo modo que los humanos no estamos seguros de cuál es el entorno ideal para un animal. Cuando terminan con él, como sucede en tantos mitos, se transforma y es enviado de vuelta a la Tierra, convertido en una especie de superhombre”.

 

 

La explicación llega en un momento idóneo, no sólo porque en 2018, como hemos dicho, se cumple medio siglo del estreno del film, sino también porque el 26 de julio es el 90 aniversario del nacimiento de Stanley Kubrick, una fecha en la que volveremos a emitir 2001: Una odisea del espacio y podréis disfrutar otra vez de la película, y de su última escena, con una nueva mirada.

2001: Una odisea del espacio. Jueves 26 de julio a las 19:35 en TCM

Diego Soto


Escrito por Jueves 12 julio 2018

Tags : , , ,


Los comentarios están cerrados.