Cine perfecto: celebramos el 90 aniversario del nacimiento de Kubrick

rss

Kubrick

 

Durante toda su vida Stanley Kubrick fue un gran jugador de ajedrez, una disciplina que requiere la máxima observación, concentración, control y precisión, rasgos que encontramos de sobra en la arrolladora personalidad de este director. En cierta medida, el cine se convirtió para Kubrick en un gran tablero en el que podía mover a su gusto todas las piezas de un complejo engranaje: desde la escritura del guión, hasta la exhibición de la película, pasando, naturalmente, por la elección del reparto y la cuidada puesta en escena. Kubrick era como Johnny Clay, el personaje interpretado por Sterling Hayden en Atraco perfecto. Todo debía de estar perfectamente planeado, sincronizado y sin dejar cabos sueltos al azar. Solo así se podía rozar la excelencia.

Este 26 de julio Stanley Kubrick cumpliría 90 años, y TCM va a festejarlo emitiendo un maratón con sus mejores películas el mismo día de su aniversario y una programación especial del lunes 23 al viernes 27. Una selección de obras maestras con las que recordar el temperamento, el carácter y la visión sobre la política, la ciencia y la sociedad de quien sin duda ha sido uno de los directores más influyentes de la historia del cine.

Dentro de esta celebración, nuestro canal emitirá 2001 destellos en la oscuridad, el corto documental de producción propia (dirigido por Pedro González Bermúdez) que recrea la entrevista que el realizador concedió a Playboy en el verano de 1968, apenas unos meses después de que llegara a las pantallas de todo el mundo la magistral 2001: Una odisea del espacio.

 

 

Si Atraco perfecto refleja la meticulosidad con la que Kubrick abordaba cada uno de sus proyectos y su obsesión por controlar todos y cada uno de sus elementos, en ¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú el director neoyorquino muestra su preocupación por las consecuencias catastróficas de la Guerra Fría. No es algo casual. La destrucción humana y la irracionalidad de los conflictos bélicos fueron dos de las grandes preocupaciones que el realizador tuvo en vida, unas inquietudes que exploraría en profundidad en títulos como Senderos de gloria y La chaqueta metálica.

Pero la inquieta mente de Kubrick era capaz de interesarse también por las pasiones humanas, algo que hizo en Lolita, o por temas más trascendentes, como el origen del hombre y el lugar que ocupa en el universo. 2001: Una odisea del espacio sigue despertando en los espectadores los mismos interrogantes que cuando se estrenó hace ya 50 años. Las reflexiones que desprende la película se acercan a lo metafísico, incluso a lo religioso. Nunca el cine estuvo tan cerca del pensamiento filosófico. Y todo ello acompañado por apabullantes escenas llenas de imágenes inolvidables que impulsaron al cine como el arte por excelencia del siglo XX.

Sí, Stanley Kubrick murió físicamente el 7 de marzo de 1999, pero su presencia en el cine sigue más viva que nunca. Por todo ello TCM celebra su 90 cumpleaños, con el convencimiento de que nunca dejará de ofrecer momentos únicos de cine.

La experiencia Kubrick: 90 años. Del lunes 23 al viernes 27 de julio en TCM (maratón especial el jueves 26 a partir de las 15:15)


Escrito por Lunes 9 julio 2018

Tags : , , ,


Los comentarios están cerrados.