‘2001 destellos en la oscuridad’: una odisea en el Espacio Fundación Telefónica

rss
Fundación

Foto Javier Arias. Cortesía de Fundación Telefónica.

 

La posible existencia de seres extraterrestres. La evolución humana. El papel del hombre en la inmensidad del universo. Y en última instancia, sobrevolándolo todo, el sentido de la vida ante la inevitabilidad de la muerte. Este jueves 10 de mayo hemos presentado en el Espacio Fundación Telefónica de Madrid 2001 destellos en la oscuridad, nuestro nuevo documental de producción propia, y las preguntas que nos ha planteado el film dirigido por Pedro González Bermúdez, así como el coloquio que ha tenido lugar a continuación, nos han sumido en un plácido estado de reflexión metafísica y filosófica del que esperamos haceros partícipes este sábado con el estreno del documental en TCM.

2001 destellos en la oscuridad, un cortometraje de 20 minutos de duración, está vertebrado en su totalidad en torno a la entrevista que Stanley Kubrick mantuvo en septiembre de 1968 con el periodista Eric Norden. Una conversación publicada en la revista Playboy y en la que el director americano, poco dado a la exposición mediática, habla de las teorías y de las inquietudes que le impulsaron a rodar 2001: Una odisea del espacio, estrenada sólo unos meses antes. Kubrick, no obstante, rehúye cualquier tipo de aclaración sobre los posibles mensajes escondidos en su obra maestra. “Pretendí que la película fuese una experiencia intensamente subjetiva”, explica el cineasta, que siempre quiso que se disfrutara del film desde un plano más emocional que lógico.

 

Cartel

 

Dado que no se ha conservado ningún material gráfico de ese encuentro entre Kubrick y Norden (una reunión que tuvo lugar en Londres), González Bermúdez y su equipo han recreado el mismo a través de la animación, un recurso que en un principio les pareció “menos arriesgado” que una hipotética dramatización con actores y que a la postre se revela como atinadísimo para abordar las cuestiones planteadas en la entrevista original, un texto de elevado nivel intelectual y cargado de consideraciones tan apasionantes como conceptuales.

Dentro de la animación, tres son las diferentes técnicas que se han empleado para rendir tributo a la gran obra cumbre del cine de ciencia ficción: animación 3D (utilizada en la mayor parte del metraje para modelar los rostros de Norden y Kubrick), animación 2D (usada para ilustrar las reflexiones sobre vida inteligente en otros planetas) y animación stop motion (que recrea el apartado correspondiente a la evolución humana).

 

Making of

 

El documental (que cuenta con una excelente banda sonora de Wild Honey y Remate) también muestra extractos de escenas icónicas de 2001: Una odisea del espacio, y en su parte final incluye un montaje basado en películas caseras que viene a refrendar el mensaje último del film. Una emotiva sucesión de imágenes sobre el ciclo vital (el nacimiento, la infancia, la adolescencia, la edad adulta) que subrayan el consejo que nos da Kubrick para enfrentarnos a la inmensidad de la eternidad y del universo. “Por muy vasta que sea la oscuridad, debemos crear nuestra propia luz”, dice el gran Stanley, y con esas palabras retumbando en nuestra cabeza cierra un estimulante film que, lejos de conformarse con la mera reproducción de un episodio mitómano-cinéfilo, nos propone una pausa en nuestra agitada cotidianidad para cavilar sobre el lugar que ocupamos tanto en el espacio como en el tiempo.

 

 

Algo parecido es lo que pretendía también el delicioso coloquio que tuvo lugar tras la proyección. Una mesa redonda que, con el análisis de 2001 como excusa, intentaba también arrojar algo de luz sobre los interrogantes que acababan de formular Kubrick y González Bermúdez.

Asistían a la misma, además del propio director Pedro González Bermúdez, un especialista en el espacio (el astronauta Pedro Duque), una eminencia en la evolución humana (Juan Luis Arsuaga, director de Atapuerca), un experto en cine (Rodrigo Cortés) y un experto en Kubrick. Y más en concreto, en la película que nos ocupa. Nos estamos refiriendo, claro, a Keir Dullea, protagonista del film e invitado de lujo del evento. Una leyenda que no sólo ha tenido la gentileza de apoyar con su presencia en Madrid el estreno del documental, sino que ha colaborado activamente en la producción del mismo poniendo voz al director de 2001.

 

Keir Dullea

Foto Javier Arias. Cortesía de Fundación Telefónica.

 

“A lo largo de mi carrera, no he conocido a nadie con la brillantez cinematográfica y filosófica que tenía Kubrick”, declaró Dullea, que a lo largo del coloquio moderado por Juan Zavala (y que podéis disfrutar en el vídeo adjunto) desveló varias anécdotas relacionadas con el film. Por ejemplo, que nunca llegó a conocer al actor que ponía voz a HAL. “Sólo trabajó dos días en la película”, explica. “Pero su trabajo ha quedado para siempre”.

 

 

Además de asistir al estreno de 2001 destellos en la oscuridad, este sábado tendremos ocasión de volver a disfrutar en TCM de esa mítica escena en la que el astronauta Dave Bowman desactiva la computadora de la nave espacial Discovery. Y es que nada más emitir el documental programaremos el clásico de Kubrick, casualmente el mismo día en que se le tributa un homenaje en Cannes por su 50 aniversario. Un pase de Ikarie XB 1, el film checoslovaco del que 2001 toma prestados varios referentes, completa un programa triple que, no nos lo podréis negar, es toda una odisea del espacio. Y de la vida.

2001 destellos en la oscuridad. Sábado 12 de mayo a las 22:00 en TCM

Diego Soto


Escrito por Viernes 11 mayo 2018

Tags : , , , , , , , ,


Los comentarios están cerrados.