Sara Montiel: de La Mancha a Hollywood

rss

 

Fue una de las grandes estrellas nacionales de los años 50 y 60, la primera que dio el salto a Hollywood y rodó películas al lado de Gary Cooper y Burt Lancaster. El publicista Enrique Herreros la bautizó como Sara Montiel, un nombre artístico que dejaba claro dónde estaban los orígenes de la actriz.

Efectivamente, María Antonia Abad Fernández nació en Campo de Criptana, muy cerca de Montiel y de su comarca, en 1928. A finales de los años 40 intervino en papeles secundarios en películas como Locura de amor y Don Quijote de La Mancha. En 1950, harta de esperar su gran oportunidad, aceptó un contrato en México y de allí dio el salto a Los Ángeles en donde rodó películas como Veracruz, Dos pasiones y un amor o Yuma, y en donde se casó con el director Anthony Mann.

En 1957, de vuelta a España, protagonizó El último cuplé, que en seguida se convirtió en un éxito rotundo. Un tendencia que continuó con La violetera, Carmen la de Ronda o Mi último tango, películas que ciertamente no eran ninguna maravilla artística, pero en las que Sara Montiel transmitía una sensualidad y un erotismo únicos que, acompañados de las canciones que cantaba o más bien susurraba, hicieron de ella algo más que una estrella: un verdadero mito.


Escrito por Domingo 8 abril 2018


Los comentarios están cerrados.