‘Videodrome’: el poder perturbador de la televisión

rss

Videodrome interior

 

 

Videodrome es una película difícilmente clasificable. Es un film de terror, pero también una fantasía surrealista. Tiene algo de ciencia-ficción, y de thriller provocador, pero con la intención además de trasladar una idea o un mensaje a los espectadores.

Eran los años 80, y David Cronenberg quería hablar de la influencia de las televisiones y el poder perturbador de las imágenes. Cronenberg se inspiró entonces en un pequeño canal de televisión canadiense que emitía en Toronto películas de porno suave a medianoche para contar la historia de un productor televisivo que, de forma casual, captura la emisión de un programa de torturas que parecen reales. Poco después descubre que ese programa se llama Videodrome, y que es un experimento que utiliza esas transmisiones de televisión para alterar la percepción de sus espectadores causando daños en sus cerebros.

James Woods y Debbie Harry, la cantante del grupo Blondie, protagonizan la película. Un film en el que David Cronenberg quiso homenajear a su maestro en la universidad, Marshall McLuhan, uno de los grandes teóricos del cine y la televisión. De hecho, el personaje de Brian O’Blivion está basado en él.

Videodrome tiene imágenes impactantes, como la de James Woods introduciendo una pistola en sus entrañas. Quizás por todo eso, Andy Warhol la definió como “La naranja mecánica de los años 80″. Una película para la que, además, Howard Shore ideó una inquietante banda sonora electrónica.

Videodrome. Martes 13 de febrero a las 23:35 en TCM

Elio Castro


Escrito por Jueves 8 febrero 2018

Tags : ,


Los comentarios están cerrados.