‘Doce monos’: ‘La Jetée’, versión Terry Gilliam

rss

12 monos

 

En más de cuarenta años de carrera, Terry Gilliam ha dirigido poco más de una docena de películas. Una filmografía corta, pero que ha bastado para convertirle en un director de culto. Títulos como Los héroes del tiempo, Brazil, El rey pescador o Los hermanos Grimm le han granjeado una reputación como cineasta excesivo, visionario y excéntrico. Sus arrebatos visuales le han convertido en el terror de los productores, que nunca saben hasta qué cifra les conducirá la imaginación del  autor norteamericano. Aunque él dice que su inspiración es siempre la misma. “Todas las ideas las saco de los cuadros. O de la literatura y las películas con las que crecí. Lo único que hago es cambiar el vestuario”, afirma con sorna.

El origen de Doce monos está en un mediometraje francés sobre viajes en el tiempo titulado La Jetée, dirigido por Chris Marker en 1962. Esta vez la idea no nació de Gilliam. El director estaba pasando una mala época, ya que se habían cancelado un par de proyectos que llevaban su firma, así que aceptó el encargo de la Universal de rodar una película cuyo guión no había escrito, algo bastante inusual en él. El encargado de escribir el guión fue David Webb Peoples, autor de los guiones de Blade Runner y Sin perdón.

 

Docemonos

 

Estamos en el año 2035. La raza humana ha sido casi exterminada, y la causa de este holocausto ha sido un extraño virus. Los pocos supervivientes habitan en el subsuelo, sin poder salir al exterior por miedo a que el virus siga en la superficie. Un preso (Bruce Willis) es elegido para viajar al pasado (al año 1996) para que intente descubrir de dónde surgió ese virus criminal. En este pasado Willis encuentra la principal pista: una organización radical que se opone a los experimentos científicos con animales y que firma sus proclamas con el nombre de Doce Monos.

Terry Gilliam no quería grandes estrellas en la película, pero la Universal impuso un reparto de nombres muy conocidos como el mencionado Bruce Willis, Christopher Plummer, Madeleine Stowe o un Brad Pitt en un momento de su carrera en el que buscaba romper su imagen de guaperas. Doce monos, precisamente, le reportó a Pitt su primera nominación al Oscar, y le hizo ganar el Globo de Oro al mejor actor secundario. Pitt interpreta a un loco interno en un manicomio que resulta fundamental para desentrañar el misterio de la trama.

Doce monos fue un éxito de crítica y público. Una película quizás algo confusa en algunos momentos, pero hipnótica en otros, y llena de giros argumentales, mezclando viajes en el tiempo con una trama criminal y una crítica muy ácida del mundo actual.

Doce monos. Domingo 7 de enero a las 22:00 en TCM

Elio Castro


Escrito por Sábado 6 enero 2018

Tags : , ,


Los comentarios están cerrados.