Festival TCM, día 2: “We just go”

rss

Bonnie y Clyde

 

“We just go”, se dice en un momento dado en Bonnie & Clyde, y en esa frase se encierra gran parte del espíritu que queríamos contagiar en esta primera edición del Festival TCM: simplemente, la pasión por el viaje. El placer de sentarse en una butaca y dejarse llevar por las historias que se cuentan en la gran pantalla. Sin prisas. Sin saber siquiera cuál es el destino final.

Bonnie & Clyde, la historia de los legendarios forajidos que se hicieron famosos en la Gran Depresión americana, es una de las ocho películas que proyectábamos este viernes en la segunda jornada del certamen. Ocho trayectos diferentes que hemos recorrido en compañía de un público abundante (y en su mayoría muy joven) y para los que, además, hemos contado con la inestimable ayuda de varios guías de excepción.

 

Fernando Franco- Bonnie & Clyde - 15

 

En Bonnie & Clyde, por ejemplo, ese guía era el director Fernando Franco, gran cinéfilo además de cineasta que nos ha ayudado  desgranar algunas de las claves del film de Arthur Penn. “Bonnie & Clyde es la amalgama perfecta entre el cine popular y el cine de autor. Una especie de caballo de Troya que incluía dentro del cine comercial elementos de, por ejemplo, la nouvelle vague”, destacaba el director de La herida y Morir en relación al film que abría la sección principal.

Unos pocos minutos antes (esa ha sido la tónica general del día: películas y presentaciones que se han solapado dentro de una oferta variadísima) otro director, Daniel Sánchez Arévalo, presentaba Una historia verdadera en la sección Carreteras secundarias. Y en esa introducción nos daba una exclusiva. “He elegido presentar esta película porque ahora mismo estoy inmerso en un proyecto de road movie”, revelaba.

 

Daniel Sánchez Arévalo- Una historia verdadera - 18

 

El film de David Lynch era uno de los tres títulos que se proyectaban en una sección paralela que tiene como sede el Cine Estudio de Círculo de Bellas Artes. El segundo de ellos era Lost in Translation, que ha sido presentado por Álvaro Fernández Armero (que ahora triunfa con la serie Vergüenza), y el tercero era Punto límite: cero, la mítica road movie de culto de los 70.

 

Daniel Sánchez Arévalo- Una historia verdadera - 2

 

En el Palacio de la Prensa hemos visto, además de Bonnie & Clyde, tres películas más: Malas calles, con un prólogo de la guionista Isabel Peña; Taxi Driver, presentada (con la sala completamente llena) por la actriz Marta Beláustegui y, por último, la versión en blanco y negro de Mad Max: Fury Road, de la que nos ha hablado nuestro compañero de Sucedió una noche Antonio Martínez. “Disfrutad de la película y hacedme un favor”, pedía encarecidamente Antonio. “Para volver a vuestras casas, coged mejor un taxi o un autobús. Después de ver Mad Max os van a dar unas ganas tremendas de pisar el acelerador de vuestro coche a fondo”.

 

Mad Max

 

Los viajes de cine, por último, nos han llevado también a territorios más conocidos de nuestra geografía. A esas caminos polvorientos de la España de posguerra que transitan los cómicos de El viaje a ninguna parte. La proyección, que ha tenido lugar en la Academia de Cine, ha servido para rendir tributo a Fernando Fernán Gómez en el décimo aniversario de su muerte, y ha tenido como epílogo un delicioso coloquio en el que han estado presentes José Sacristán, el director de fotografía José Luis Alcaine y Helena de Llanos (nieta de Fernán Gómez y estudiosa de su obra).

 

2. Coloquio "Viaje a ninguna parte" (Academia, 1 dic) - 11

 

Como los actores de este clásico de nuestro cine, o como Bonnie Parker y Clyde Barrow, nosotros seguiremos viajando estos días sin ningún rumbo fijo. En la dirección que cada historia, que cada relato proyectado en la gran pantalla, no proponga. We just go.

Festival TCM. Del 30 de noviembre al 3 de diciembre en Madrid

Diego Soto


Escrito por Sábado 2 diciembre 2017

Tags : , , , , , , , ,


Los comentarios están cerrados.