Gary Poulter (‘Joe’), el vagabundo que sólo hizo una película

rss

Gary Poulter

 

Guardando evidentes paralelismos con Mud, otra estupenda película que discurre en la América profunda y que también emitimos en TCM, Joe (2013) cuenta la historia de la amistad entre un hombre con problemas con la justicia y un adolescente atrapado en un hogar desestructurado. Para resaltar aún más estas similitudes, el actor que interpreta al quinceañero protagonista es el mismo del film de Jeff Nichols (Tye Sheridan), mientras que, en esta ocasión, el hombre problemático que se convertirá en su mentor y tratará de redimirse a través de su relación con el chico es Nicolas Cage, que aquí hace uno de sus mejores papeles de los últimos años.

En este post, sin embargo, no queremos hablar de ninguno de los dos, sino del singular actor que encarna al brutal padre de Tye Sheridan, un hombre consumido por el alcohol a quien su enfermedad lleva a tratar a su hijo de forma abusiva y violenta. El nombre de este actor, que hace una interpretación absolutamente deslumbrante, es Gary Poulter, y su singularidad reside en que Joe fue la única película que hizo en su vida (únicamente había trabajado como figurante una vez en una teleserie en los 80).

 

Joe

 

Gary Poulter, que en la vida real era también un homeless con serios problemas con la bebida, fue reclutado personalmente para el film por el director David Gordon Green, que durante el proceso de casting le encontró  vagabundeando por las calles de Austin (Texas). Al igual que su personaje, a Poulter le gustaba bailar breakdance, una habilidad que le permitía ganar algún que otro dólar. Más allá de eso, Poulter no tenía nada. Ni número de seguridad social, ni carnet de conducir, ni ningún tipo de identificación… Nada.

“Nos voló la cabeza a todos”, recuerda Green. “Era un intérprete deseando que alguien le diera una oportunidad. Necesitaba que alguien le dijera: ‘Tú eres bueno. Queremos ver más de ti’. Teníamos que confiar en él”.

 

 

De acuerdo con el testimonio de David Gordon Green, en el Poulter real no había nada de la violencia y la brutalidad de su personaje (“Era divertido y tenía buen corazón”). Sin embargo, sí que había en su pasado algunos “episodios muy oscuros” que contribuyeron a hacer su interpretación “más creíble”.

Lamentablemente, Gary Poulter nunca llegó a ver su primera y única película. Unas semanas después del rodaje, falleció en un campamento para vagabundos. A su funeral, una triste e impersonal ceremonia sufragada por el municipio, sólo acudieron ocho personas. Entre ellas David Gordon Green. “En mi última conversación con él me dijo: ‘Ahora ya me puedo morir feliz'”, recordaba el cineasta en una entrevista en Independent .

Joe. Lunes 4 de diciembre a las 18:15 en TCM

Diego Soto


Escrito por Lunes 13 noviembre 2017

Tags : , , , ,


Los comentarios están cerrados.