‘Carlito’s Way’: atrapado en Central Station

rss

Carlito's_Way

 

Un tanto eclipsada por otros títulos más populares de Brian De Palma como El precio de poder, Carrie o Los intocables de Eliot Ness, no siempre se dispensa el reconocimiento que merece a una película tan formidable como Atrapado por su pasado. El director, sin embargo, lo tiene claro. O así al menos lo declaraba recientemente en el documental De Palma (2015) dirigido por Noah Baumbach y Jake Paltrow. “Después de que se estrenara en Estados Unidos y recibiera críticas dispares, el film se proyectó en el festival de Berlín”, decía el cineasta americano. “Yo estaba decepcionado por la acogida que había recibido en el estreno. Sin embargo, cuando la volví a ver en el Berlín, pensé: ‘No puedo hacer una película mejor que esta'”.

Efectivamente, Atrapado por su pasado es uno de los mejores títulos de De Palma, una obra maestra del cine de gangsters articulada a partir de un flashback (si recordáis la película empieza igual que acaba) y en la que brillan con luz propia sus momentos finales. Concretamente, esa maravillosa persecución por el metro de Nueva York y la Grand Central Station en la que el director estadounidense saca toda su artillería pesada.

 

de palma

 

Como De Palma revela en el documental (que últimamente ha podido verse en Movistar Estrenos), rodar esa escena no fue nada sencillo. En primer lugar porque, evidentemente, hubo que sincronizar los horarios de los trenes para poder grabarla, y coreografiar de forma minuciosa los movimientos de todo el cast. Y en segundo lugar porque estaban en pleno verano y Al Pacino se vio obligado a soportar toda una noche de grabación (con 45 grados de temperatura) vestido con su inolvidable abrigo de cuero y corriendo de vagón en vagón. “Al estaba rojo, empapado en sudor”, recuerda De Palma en relación a su protagonista, que en un momento dado ya no pudo más. “A eso de las 4 A.M. veo que se monta en uno de los trenes y empieza a alejarse. ‘¿Qué pasa?’, le pregunté a mi ayudante. ‘Nada. Al se va a casa’, me respondió mi asistente”.

 

Pacino

 

Aquella anécdota, sin embargo, no fue nada comparada con el contratiempo que se le presentó al director a la hora de rodar el clímax final, en el que tenía un especial protagonismo ese plano secuencia con steadycam en el que Carlito intenta dar esquinazo a sus perseguidores. “Pasé semanas y semanas haciendo fotografías, planificando la escena con un programa de arquitectura, haciendo storyboards de la escena de las escaleras mecánicas… Sin embargo, un par de días antes de rodar, las volaron”. Y es que la escena que finalmente se localizó en Grand Central Station iba a tener lugar en el World Trade Center, un lugar que, efectivamente, fue objeto de un ataque terrorista en 1993 (un atentado anterior a la tragedia del 11-S).

Afortunadamente, De Palma demostró una gran capacidad de adaptación y, aunque a regañadientes (la escena más famosa de Los intocables de Eliot Ness también transcurre en una estación), logró que la secuencia funcionara igual de bien en el nuevo emplazamiento. Aquí la tenéis para que la volváis a disfrutar. La película entera, ya sabéis, la podéis ver en TCM.

 

 

Atrapado por su pasado. Sábado 9 de diciembre a las 19:40 en TCM

Diego Soto 


Escrito por Miércoles 8 noviembre 2017

Tags : , , , ,


Los comentarios están cerrados.