Isabel Coixet, programadora de lujo en TCM

rss

isabel_coixet_01

 

A Isabel Coixet le gusta ir al cine sola, pero también con amigos. “Me gusta acudir a una sala con una pantalla grande, asientos cómodos, un sonido impecable, una proyección increíble… Pero, a veces, ver en la filmoteca una copia no restaurada de una película de los años 70 tiene mucho encanto. También he visto películas en un avión, viajando de Barcelona a Estambul, y sin parar de llorar”, confiesa la realizadora sin ningún tipo de rubor.

Emocionarse, reír, reflexionar, sentir inquietud e incluso miedo, pero, sobre todo, disfrutar, eso es lo que propone Isabel Coixet a los espectadores de TCM. La directora catalana, que acaba de estrenar su nueva película, La librería, es la encargada de elegir los títulos que el canal emitirá los sábados de noviembre a las 22:00. Una selección de films cuya emisión irá precedida de un comentario de la directora, y entre los que se encuentran obras como Querido diario del italiano Nanni Moretti, Apocalypse Now Redux de Francis Ford Coppola o El último tango en París de Bernardo Bertolucci.

 

La librería

 

“Sigo viendo las películas de Bertolucci”, dice. “Títulos como El conformista y, por supuesto, El último tango en París me parecen obras maestras. En cambio, las de Luchino Visconti, al que admiraba muchísimo de adolescente, ahora me cuesta muchísimo ver”. Tampoco le gusta demasiado el cine de Ken Loach porque no soporta que las películas le den discursos.

En cuanto al cine español, la directora de Mi vida sin mí afirma que El verdugo, de Luis García Berlanga, es una de las obras maestras menos apreciadas de la historia. “La deberían poner en todos los colegios, no solo de España sino de todo el mundo. Toda la tradición que va desde El Quijote hasta Quevedo o El lazarillo de Tormes está en El verdugo”, explica.

También le gustan mucho algunas películas de Carlos Saura, “sobre todo aquellas en las que sale Geraldine Chaplin, como Peppermint Frappé o Cría cuervos”. Y, por supuesto, Luis Buñuel. “Ves cualquiera de sus filmes, incluso los más intranscendentes, como La ilusión viaja en tranvía, y son experiencias muy turbadoras. Yo presenté en el Festival de Cannes Tristana con Catherine Deneuve y las dos vimos la película llorando”, recuerda.

 

Cámara

 

Una de las cosas que más aprecia Isabel Coixet del cine español es su disparidad y, de la actualidad, destaca los trabajos de jóvenes directoras como Carla Simón, la realizadora de Verano 1993; Leticia Dolera, la autora de Requisitos para ser una persona normal o Liliana Torres, que estrenó en 2013 Family Tour, un film a caballo entre la ciencia ficción y el documental.

Isabel Coixet nació en Barcelona el 9 de abril de 1960. “Mis padres tenían la costumbre de ir a las sesiones dobles con el bocadillo. Me llevaban al cine y yo, a veces, veía cosas que no entendía pero que me impresionaban. Recuerdo ver Isadora, que me impresionó mucho. Fue la primera vez en la que fui consciente de lo que era un flashback. Luego, con los años, tuve la oportunidad y la fortuna de conocer a Vanessa Redgrave e intenté contarle cómo esa película y otras como Blow-Up me hicieron ver que había un mundo más allá del que yo tenía”.

La realizadora catalana se reafirma como una narradora y “lo haré cómo y donde pueda”, dice. “Ahora estoy escribiendo una serie y me ha costado adaptarla para el formato de media hora. Es un desafío nuevo. No tengo prejuicios”. Algo que demuestra con las películas que ha escogido para los sábados de noviembre en TCM.

Presentado por: Isabel Coixet. Sábados de noviembre en TCM


Escrito por Viernes 20 octubre 2017

Tags : , , ,


Los comentarios están cerrados.