Festival de San Sebastián día 7: abrazando el presente

rss

LifeandNothingMore_Fotopelícula_14631

 

Sumidos como estamos en la vorágine del festival, en un maratón de películas encadenadas unas a otras, no muchas veces nos da tiempo a acercarnos a la sala de prensa y escuchar a los autores defender sus creaciones ante los periodistas. Explicar por qué decidieron hacer ese film, cómo fue el proceso de gestación, qué intentaban contar con él… Y es una pena, porque muchas veces esas declaraciones nos dan claves cruciales para interpretar el secreto de una película. Para llegar a su corazón.

Es lo que nos ha pasado hoy escuchando al director español Antonio Méndez Esparza en la rueda de prensa de, en nuestra opinión, uno de los mejores films presentados en sección oficial: Life and nothing more,una película sobre una madre afroamericana que trata de sacar adelante a su familia en Florida y cuyo explícito título lo dice todo. La vida y nada más (y nada menos, añadiríamos nosotros).

Interrogado por la extrema naturalidad con que se desarrolla el relato, por la pasmosa verosimilitud que desprenden todos sus planos, Méndez Esparza ha acabado revelando una de sus máximas durante el proceso de rodaje. “A veces -ha dicho- lo más importante es huir de la historia y abrazar el presente”. Y al escucharle hemos entendido mejor el éxito de una película que, efectivamente, deja que sus escenas fluyan con total espontaneidad. Que sabe que la veracidad del resultado final depende, en definitiva, de la sensación de autenticidad que transmitan cada una de sus partes, y que se apoya en todo momento en unos increíbles actores no profesionales que el cineasta madrileño ha encontrado en un largo proceso de casting (brillantes Andrew Bleechington y, sobre todo, Regina Williams).

 

 

Que nadie piense, en cualquier caso, que Life and Mothing More es sólo la suma de varias secuencias eficazmente improvisadas. Ni mucho menos. Pese la concepción neorrealista del cine de su director (en la que los protagonistas no tienen por qué someterse a los dictados de un argumento y el guión es sólo eso: una guía), la película no se deja encerrar en los límites del cine contemplativo y propone una historia en la que los personajes, con certeras elipsis, van avanzando y buscando su sitio en una sociedad marcada por la desigualdad.

 

TheDisasterArtist_Fotopelícula_13776

 

También tiene mucho que ver con la génesis de una película (en realidad lo tiene que ver todo) el segundo título a competición de hoy en sección oficial: The Disaster Artist, un film que ha servido para traer a San Sebastián a James Franco, una de las estrellas con más tirón de Hollywood.

The Disaster Artist es un divertidísimo ‘making of’ de la que, para muchos, es la “mejor peor película de la historia”, The Room, un film infame que, precisamente por eso, lleva años proyectándose de forma ininterrumpida en diversos cines de repertorio de Los Ángeles.

 

Franco

 

En el film, Franco interpreta a Tommy Wiseau, el excéntrico director, productor, guionista y actor responsable de semejante dislate. Un tipo misterioso (nadie sabe a ciencia cierta su origen ni el de los millones de dólares con que financió su films) y cuyo peculiar talento nunca estuvo a la altura de su desmedida afición por el cine.

El resultado final es una refrescante película que, sin ser para nada un film destinado a perdurar, se ve de principio a fin con una sonrisa en la boca y funciona como entrañable homenaje a la pasión creadora (que, a veces, puede no estar acompañada de ningún criterio artístico).

 

Beyond Words

 

La sección oficial se ha cerrado con Beyond Words, un film dirigido por Urszula Antoniak que, a través de la figura de un joven abogado polaco emigrado a Alemania, reflexiona sobre la identidad y la necesidad de ser aceptado en la patria adoptiva. Una película híper-estilizada, rodada en un  precioso blanco y negro, en la que, sin embargo, el contenido nunca parece estar a la altura de la forma.

Por último, un día más, el Club Victoria Eugenia ha servido como foro para dialogar sobre algunas películas presentadas en las secciones Perlas, Zabaltegi Tabakalera y Nuevos Directores. En total, hoy hemos hablado con los equipos de cuatro films: Le prix du succès, Le Semeur, Soldado y Loveless, la película que el ruso Andrey Zvyaginstsev presentó en el último festival de Cannes.

Diego Soto


Escrito por Jueves 28 septiembre 2017

Tags : , , , , , , ,


Los comentarios están cerrados.