José Luis Rebordinos programa sus films favoritos en TCM

rss

Rebordinos

 

El Festival de Cine de San Sebastián calienta motores. Del 22 al 30 de septiembre se celebrará la sexagésimo quinta edición del certamen donostiarra y la capital guipuzcoana se convertirá un año más, y durante una semana, en la capital del cine.

Como siempre, TCM estará presente en San Sebastián dialogando con los protagonistas de las distintas secciones en los Encuentros TCM Zinemaldia. Unas más que interesantes conversaciones cinéfilas a las que este año hemos tenido la suerte de poder añadir una más: una charla con el máximo responsable del festival, José Luis Rebordinos, que se sentará ante nuestras cámaras para compartir su pasión por el séptimo arte y por algunas de sus películas preferidas.

Desde el lunes 25 de septiembre al viernes 29, José Luis Rebordinos presentará además la programación de noche de nuestro canal. Títulos como Senderos de gloria, de Stanley Kubrick; Terciopelo azul, de David Lynch; El último tango en París, de Bernardo Bertolucci; El séptimo sello, de Ingmar Bergman o The Deep Blue Sea, de Terence Davies. Películas y realizadores que, por distintos motivos, han sido importantes en su vida.

 

 

“Los libros y las películas me ayudaron a pasar mi adolescencia. Fueron mis compañeros”, recuerda José Luis Rebordinos. “Yo no tenía medios económicos para ir mucho al cine, pero unos vecinos tenían una televisión, y ahí veíamos películas. En un programa de la televisión francesa vi los primeros filmes de Pasolini y de Jean-Luc Godard. Ahí es donde empieza mi afición por el cine que acabó convirtiéndose en un compañero de viaje que te ayudaba a conocer gente”.

La especial mirada cinéfila de Rebordinos sitúa en su preciso contexto a algunas de las principales figuras del llamado cine de autor. “Yo adoré todo el cine de Michelangelo Antonioni. Zabriskie Point me pareció una obra maestra en su día, pero la he vuelto a ver recientemente y ahora digo: ‘¡Válgame Dios!’ Hay películas de Godard que me parecen obras maestras y otras que me parecen insufribles, pero muchas de ellas tenían sentido cuando las hizo porque, en su época, rompían con un discurso dominante. Ahora ya no tienen tanto sentido”.

Para José Luis Rebordinos hay filmes que nunca pasarán de moda, como Gertrud de Carl Theodor Dreyer o el noventa por ciento de las obras de Bergman, Yasujirō Ozu o Kenji Mizoguchi. “Da igual que las veas hoy o dentro de noventa años. Hay algo en ellas que es universal”, afirma.

De El séptimo sello recuerda que la vio solo en casa. “Miraba a mi alrededor y pensaba que se me iba a aparecer la muerte y que no me iba a dar la oportunidad de jugar con él una partida de ajedrez. Pasé un miedo tremendo, pero la vi hasta el final porque me estaba fascinando. Es una joya del cine”, sentencia Rebordinos.


Alfombra roja

 

El último tango en París fue una película muy importante en mi vida”, explica el director del Festival de San Sebastián. “Cuando la vi, lo primero que me llamó la atención es que no era un film erótico sino, sobre todo, una película política. Reflejaba un París que había perdido la batalla de mayo del 68”.

Rebordinos reconoce que no es muy entusiasta del cine de Stanley Kubrick. Sin embargo, Senderos de gloria es uno de sus filmes preferidos. “Es un discurso antimilitarista y antibelicista y una película profundamente antinacionalista. Establece muy bien los mecanismos de odio, de lucha y de guerra entre gente por el simple hecho de pertenecer a dos naciones distintas”, explica.

En cambio, David Lynch le fascina. “Vi Terciopelo azul en una edición del Festival de San Sebastián. La sala estaba dividida. Unos pateaban y otros aplaudían. Yo salí fascinado y muy tocado. Remite a Luis Buñuel. Tiene un universo surrealista e indaga en las dos partes que tiene el mundo y el ser humano: una de luz y otra de oscuridad”.

Por último, reconoce que tiene una especial predilección por The Deep Blue Sea de Terence Davies. “Tuve la oportunidad de seleccionarla para el festival”, rememora. “Es de una sutileza y de una belleza increíble”.

El director del Zinemaldia no se considera mitómano, aunque en estos siete años que lleva al frente del certamen donostiarra ha conocido a unas cuarenta grandes estrellas del mundo del cine. “Solo una o dos no me han gustado demasiado. En general ha sido muy fácil tratar con todas ellas. Glenn Close, que fue el primer premio Donostia de mi etapa, me pareció increíble, como también lo fue el año pasado Sigourney Weaver”, concluye.

Programado por: José Luis Rebordinos. Del lunes 25 al viernes 29 de septiembre en TCM


Escrito por Martes 19 septiembre 2017

Tags : , , , , ,


Los comentarios están cerrados.