‘La leyenda de la Palma de Oro’: homenaje al galardón más prestigioso

rss

Palma de Oro

 

La Costa Azul francesa es uno de los centros turísticos más elitistas que existen. Frente al mar Mediterráneo, casi ininterrumpidamente, se van sucediendo localidades como Saint-Tropez, Saint Raphael, Antibes, Niza, el principado de Mónaco y, por supuesto, Cannes.

En 1687, en la prisión de la Isla de Santa Margarita, frente a la ciudad, fue encarcelado un hombre desconocido, supuestamente el hermano gemelo del rey Luis IV, que dio pie a la leyenda de La máscara de hierro, una historia contada por Alejandro Dumas en la novela El vizconde de Bragelonne. Sin embargo, desde hace 70 años, Cannes fabrica otro tipo de leyendas, la de los directores y películas que se alzan con el premio cinematográfico más prestigioso del mundo: la Palma de Oro.

El 17 de mayo comienza una nueva edición del Festival de Cannes. Es la número 70 y este año el jurado estará presidido por Pedro Almodóvar. TCM quiere sumarse a esta cita imprescindible del séptimo arte emitiendo en exclusiva, el domingo 28 de mayo, La leyenda de la Palma de Oro, un documental dirigido por Alexis Veller en el que cineastas como Martin Scorsese, Wim Wenders, Emir Kusturica, Nanni Moretti, Steven Soderbergh, los hermanos Dardenne y Jane Campion explican lo que para ellos supuso conseguir esta distinción. Además, durante todos los domingos de mayo, TCM ha seleccionado una serie de largometrajes que, en su día, formaron parte de la sección oficial del Festival de Cannes. Títulos ya legendarios como Los duelistas, de Ridley Scott; Días del cielo, de Terrence Malick; Babel, de Alejandro González Iñárritu, o Querido diario, de Nanni Moretti.

 

 

“Cannes es un festival mundial”, explican los hermanos Dardenne, los cineastas belgas que han ganado dos Palmas de Oro, en 1999 y 2005, con sus películas Rosetta y El niño. “Solo el hecho de haber sido seleccionado es, ya de por sí, un motivo de gran alegría. Eso es Cannes en pocas palabras”.

A lo largo de sus ya siete décadas de vida, directores como Federico Fellini, Akira Kurosawa o Michelangelo Antonioni han conseguido ganar la prestigiosa Palma de Oro. Un galardón que, como se narra en el documental de Alexis Veller, nació de un diseño de Jean Cocteau. En 1997 se modificó por última vez su apariencia. El oro con el que está hecho el trofeo se extrae de las minas colombianas de Íquira, en el norte del país. Luego, el preciado mineral es convenientemente pulido y trabajado por los artesanos de la casa Chopard convirtiéndolo en una verdadera joya.

 

Chopard-Palme-d-or

 

El alemán Wim Wenders, que se alzó con el primer premio del Festival en 1984 con París, Texas, reconoce que hasta mucho tiempo después no se dio cuenta de lo que significaba conseguir una Palma de Oro. “Me puse a jugar en una máquina de pinball con el trofeo metido en una caja naranja nada más terminar la ceremonia”, recuerda. “Cinco años después fui presidente del jurado que concedió el trofeo a un joven cineasta norteamericano entonces desconocido: Steven Soderbergh”.

Soderbergh obtuvo la Palma de Oro con tan solo 26 años en 1989 con Sexo, mentiras y cintas de vídeo. “Fue una gran sorpresa y un accidente”, explica. “Mi película iba a estar incluida en la sección Un Certain Regard, pero finalmente sustituyó a un film de Dennis Hopper en el concurso. Además, Wim Wenders reemplazó a Francis Ford Coppola como presidente del jurado”.

A lo largo del film el director italiano Nanni Moretti, vencedor en 2001 con La habitación del hijo, cuenta cómo se dejó olvidada la Palma de Oro en el aeropuerto al regresar a Roma tras el festival. El serbo-bosnio Emir Kusturica, doble ganador en Cannes por Papá está en viaje de negocios y Underground, compara el Festival de cine con la Copa del Mundo de fútbol y reconoce que la segunda Palma, la que obtuvo por Underground, le salvó prácticamente la vida. Yugoslavia estaba en 1995 en plena guerra civil y su film había sido ferozmente criticado por gran parte de la prensa francesa.

 

Kusturica

 

Jane Campion, triunfadora en 1993 con El piano, habla de las dificultades que tienen las mujeres para hacerse un hueco en un palmarés copado mayoritariamente por hombres. Ella es la única mujer que ha ganado la preciada Palma de Oro, aunque la danesa Bodil Ipsen en 1946 se llevó el Gran Premio de Cannes (no existía aún la Palma de Oro) por La tierra será roja, un film que codirigió junto a Lau Lauritzen.

Finalmente, Martin Scorsese rememora que, a Tennessee Williams, presidente del jurado de la edición de 1976, no le gustó Taxi Driver. Cuando la noticia llegó a oídos del cineasta pensó: “Bueno, al menos vamos a divertirnos un día más en Cannes antes de volver”. Lo que ocurrió es que a otros miembros del jurado, entre ellos a Costa Gavras, sí que les había gustado el film. “Finalmente me llamaron a las seis de la mañana para decirme que había ganado la Palma de Oro”, recuerda Scorsese.

Así es como nace, crece y se perpetúa la historia de la Palma de Oro, una leyenda que tendrá su continuidad a partir del próximo 17 de mayo en una pequeña ciudad de la Riviera francesa llamada Cannes, un lugar turístico que, desde hace más de siete décadas, durante dos semanas, se convierte en la capital mundial del arte cinematográfico.

La leyenda de la Palma de Oro. Domingo 28 de mayo a las 22:00 en TCM


Escrito por Martes 9 mayo 2017

Tags : , , ,


Los comentarios están cerrados.