Juan Diego Botto nos presenta en abril sus films favoritos

rss

TCM_JUAN_DIEGO_BOTTO 1

 

Juan Diego Botto recuerda el primer aparato de vídeo que compró en su vida: “Como la situación económica en casa no era muy boyante, tener un vídeo era un lujo absoluto. Con el dinero que gané haciendo una película siendo aún niño, me compré uno. Un día en la tele pusieron Cantando bajo la lluvia. La grabé y la vi tantas veces que la cinta acabó gastada”.

Cantando bajo la lluvia, el film protagonizado por Donald O’Connor, Debbie Reynolds y Gene Kelly, dirigida por este último y Stanley Donen, es naturalmente uno de los títulos que Juan Diego Botto ha elegido y que los espectadores de TCM podrán ver durante los domingos del mes abril. Una selección en la que hay también dramas sociales como Ladrón de bicicletas, comedias como El apartamento o cine bélico como Apocalypse Now Redux. Antes de la emisión de cada uno de estos títulos, el actor hará una introducción explicando el porqué de su selección y las razones por las que esa película es especial para él.

 

 

“Soy muy ecléctico. Veo todo tipo de cine”, admite. “Trato de ver todas las películas de Ken Loach. Si Francis Ford Coppola o Martin Scorsese estrenan algo, no me lo pierdo. Me ocurre lo mismo con Woody Allen. Hace una película al año y siempre se dice: ‘¡Ah!, ya no es lo que era… Es la película más floja de Woody Allen…’ Y a mí, me parece que todas tienen algo excepcional”.

Otra de las películas preferidas del intérprete, y que está también presente en la programación de los domingos de abril, es Un tranvía llamado deseo, la adaptación de la obra teatral de Tennessee Williams que dirigió Elia Kazan y que lanzó a la fama a Marlon Brando. “Mi madre era una gran admiradora de Brando y eso a mí me influyó mucho”, explica Juan Diego Botto. “Un tranvía llamado deseo y La ley del silencio eran dos de las películas favoritas de mi madre y eso me acercó a Elia Kazan y con él, a todo un tipo de cine”.

 

un-tranvia-llamado-deseo

 

Juan Diego Botto nació en Buenos Aires en agosto de 1975. Es hijo de la actriz y profesora de interpretación Cristina Rota y del actor Diego Fernando Botto, que fue asesinado durante la dictadura argentina. “Yo hice mi primera película a los cinco años. En ese momento actuar solo era un juego y una diversión, pero siempre he querido ser actor”, rememora en la charla con TCM.

“A los catorce años hice una película y no me gusté. Me di cuenta de que este trabajo se podía hacer mal. Fue entonces cuando comprendí que había que estudiar y empecé a trazar mi carrera. Comencé con mi madre, que era profesora de actuación. Ernesto Alterio y Penélope Cruz iban a mi clase. Fue la primera vez que estaba rodeado de gente con la que tenía algo en común. El hecho de que mi madre fuera la profesora era al principio algo raro, pero nunca hablábamos en casa de las escenas que hacíamos en clase”.

 

Juan Diego Botto en la serie de TNT 'Buena conducta'

Juan Diego Botto en la serie de TNT ‘Buena conducta’.

 

Además de su trabajo en el cine y en la televisión, el actor ha demostrado su talento sobre las tablas del teatro con obras como Un trozo invisible de este mundo, con la que consiguió cuatro premios Max. “Hace unos meses una compañera actriz me pidió que le escribiera algo. Empecé una cosa que no era exactamente lo que ella me había pedido. El guión lo he terminado y ahora comienza el proceso de encontrar a alguien que lo quiera rodar”, nos cuenta hablando de sus próximos proyectos. Pero antes, volverá a ponerse en la piel de Javier en la segunda temporada de Buena conducta, la serie que rueda en Estados Unidos y emite TNT. “Las fronteras entre el cine y la televisión son ahora muy difusas”, explica. “Es muy difícil encontrar en el cine buenos personajes. Las historias están destinadas, cada vez más, a un público, no solo más joven, sino cada vez más infantilizado”. Sin embargo, reconoce que en la televisión estadounidense “existen proyectos más adultos”.

De todas formas, según el actor, no hay nada como el cine. Sobre todo, cuando se ve en una sala con público. “No solo es que la pantalla sea más grande y que el sonido sea mejor, sino que las risas y las emociones se empiezan a contagiar. Eso es parte de la magia del cine”, admite. Una magia que Juan Diego Botto quiere compartir con los espectadores de TCM todos los domingos de abril.

Programado por: Juan Diego Botto. Domingos de abril en TCM


Escrito por Miércoles 15 marzo 2017

Tags : , , , , ,


Los comentarios están cerrados.