75 años de ‘Historias de Filadelfia’

rss

 

Este sábado 26 de diciembre se han cumplido 75 años de la premier en Nueva York de una de las mejores comedias de todos los tiempos, Historias de Filadelfia, un film que demoró su estreno en el resto de Estados Unidos debido a que la MGM había acordado no competir con la obra de teatro, que aún estaba de gira por algunas capitales del país. Al igual que la versión teatral, el film resultó todo un éxito, y batió records de taquilla en el Radio City Music Hall recaudando 600.000 dólares en las seis semanas siguientes.

El dato del box office es especialmente relevante en este caso, ya que, aunque cueste creerlo, en 1938 Katharine Hepburn había sido etiquetada por la Asociación de Empresarios Teatrales de América como “veneno para la taquilla”. La manera en que la actriz se recuperó de sus anteriores fracasos comerciales y, en sólo dos años, logró recuperar el favor de crítica y público, lo dice todo sobre la fortaleza de su famoso carácter y lo inquebrantable de su voluntad.

El relato de la génesis de Historias de Filadelfia es por tanto, también, el relato de la resurrección de su protagonista femenina, que había interpretado el mismo papel en la obra de teatro (un papel que el dramaturgo Philip Barry había escrito expresamente para ella). Tras el éxito en Broadway, Katharine Hepburn intentó hacerse con los derechos para su adaptación cinematográfica, pero la suma a pagar para hacerse con ellos era excesivamente elevada. Fue entonces cuando entró en escena Howard Hugues, que terminó comprándolos de su bolsillo y regalándoselos a la actriz. “Me acosté con él para conseguir Historias de Filadelfia -confesó Hepburn a la biógrafa Charlotte Chandler-. Era un hombre brillante, y acostarse con él fue un gran placer. Aunque el placer de poseer Historias de Filadelfia fue aún mayor”.

 

philadelphia-story

 

Una vez conseguidos los derechos, Hepburn se los vendió a Louis B.Mayer, de MGM, por un precio muy razonable, aunque con una condición: ella elegiría el director, el guionista y el reparto de la película. Bajo su control creativo, y con la inestimable ayuda de talentos como George Cukor, el guionista Donald Ogden Stewart o Cary Grant y James Stewart, la actriz acabó cocinando un éxito, un clásico incontestable, que conquistó a los espectadores y revirtió su situación en Hollywood.  “Si no eres la mejor actriz que existe en las pantallas, entonces estoy loco”, le decía el presentador de televisión Ed Sullivan en uno de los muchos telegramas de felicitación que recibió tras el estreno. “Eres magnífica. No conozco a nadie que se merezca el éxito más que tú”, añadía Joan Crawford en otro.

La película logró seis nominaciones para unos premios Oscar en los que también concurrían títulos como El gran dictador, Rebeca o Las uvas de la ira (casi nada), y de esa media docena de candidaturas acabaría alzándose finalmente con dos: mejor actor y mejor guión. Katharine Hepburn no solo no fue premiada, sino que tuvo que escuchar por parte de Ogden Stewart uno de los discursos de aceptación más recordados (e injustos) de la historia de los galardones. “Ha habido tanta amabilidad aquí esta noche que me siento feliz de deciros que soy yo entera y únicamente el responsable del éxito de Historias de Filadelfia“, afirmó el guionista del film en un ataque agudo de inmodestia.

 

Imagen de previsualización de YouTube

 

Historias de Filadelfia. Viernes 1 de enero a las 11:05 en TCM

Diego Soto

 


Escrito por Lunes 28 diciembre 2015

Tags : , , , , , ,


Los comentarios están cerrados.