Richard Quine: me enamoré de Kim Novak

rss

 

Esta semana, el martes 10 de junio, se cumplieron 25 años de la muerte de Richard Quine, actor, guionista y director americano recordado por sus colaboraciones en los años 50 con Blake Edwards, por películas como El mundo de Suzie Wong o Cómo matar a la propia esposa, por su exquisito gusto por un tipo de humor inteligente y, entre otras muchas cosas más, por su relación con una de las protagonistas del mes en TCM: Kim Novak.

Fue precisamente Richard Quine el encargado de dirigir a Novak en su debut en el cine: el film noir La casa número 322 (1954). Posteriormente, actriz y director coincidirían en películas como Me enamoré de una brujaLa misteriosa dama de negro y lograron la cima de su relación artística con Un extraño en mi vida, un estupendo film que, por otro lado, marcaría el fin de su relación sentimental.

 

Kim Novak durante el rodaje de ‘Un extraño en mi vida’.

 

Un extraño en mi vida se rodó en 1960, y para entonces Quine ya estaba perdidamente enamorado de la protagonista de Vértigo. El romance entre ambos era tan notorio que Columbia decidió que la casa de Bel Air que aparece en la película, y que fue específicamente construida para la ocasión, pasara a mano de los dos tortolitos una vez acabado el rodaje. Un señor regalo, desde luego. Sin embargo, contra todo pronóstico, Novak, asustada ante tamaño compromiso, decidió dejar a Quine al acabar el rodaje, una decisión que, para muchos, el director nunca superó del todo. “Richard Quine y yo tenemos un romance, tan simple como eso”, declaró Novak al New York Times. “Sin embargo, casarse… Ese ya es otro tema.”.

El abandono de Novak fue uno más de los muchos sinsabores que sufrió Quine en su vida. En 1945, su primera mujer, Susan Peters, quedó paralítica por un disparo mientras ella y su marido cazaban patos. La joven actriz, de quien se divorció en 1948, fallecería en 1952 a la edad de 31 años.

Las armas de fuego también tuvieron mucho que ver con la muerte de Quine. Desesperado por la falta de ofertas de trabajo, por su frágil salud y por el profundo declive en el que había entrado su carrera desde los años 70, el director se pegó un tiro en su casa de Los Ángeles el 10 de junio de 1989.

Diego Soto

 


Escrito por Miércoles 11 junio 2014

Tags : , , , , ,


Los comentarios están cerrados.