Cien años de Charlot

rss

 

Coincidiendo con el ciclo que durante estos días estamos dedicando a los pioneros del séptimo arte (Eisenstein, Murnau, el propio Charles Chaplin…), este mes de enero se cumplen cien años de la primera aparición de Charlot en el cine. El nacimiento del mítico personaje tuvo lugar, tal y como recuerda The Guardian, en el primer mes de 1914, durante el rodaje del corto de los estudios Keystone Aventuras extraordinarias de Mabel. Según cuenta la leyenda, el jefe de los estudios y descubridor del recién llegado Chaplin, Mack Sennett, pidió al actor británico que hiciera algo para insuflar comicidad a una película que no estaba quedando demasiado graciosa. Chaplin, como puede leerse en su autobiografía, improvisó un disfraz que pasaría a la historia: “En el camino al guardarropa pensé que  me pondría unos pantalones caídos, unos zapatos grandes, un bastón y un sombrero. Quería que todo fuera contradictorio: los pantalones anchos y la chaqueta estrecha; el sombrero pequeño y los zapatos grandes” . En cuanto al bigote, Chaplin, de 24 años, lo añadió para aparentar más edad y complacer a Sennett, que siempre había considerado que parecía demasiado joven.

Pese a ser, cronológicamente, la primera producción que protagonizó, Aventuras extraordinarias de Mabel no fue el filme con el que el gran público descubrió a Charlot. Este honor acabó recayendo en el corto Carreras de autos para niños, rodado poco después pero estrenado justo dos días antes, el 7 de febrero de 1914.

 

Charles Chaplin en ‘Aventuras extraordinarias de Mabel’ (1914).

 

En cualquier caso, como señalan algunos biógrafos de Chaplin, el nacimiento del personaje tal y como lo conocemos (es decir, no sólo a nivel de vestuario, sino con los rasgos distintivos con que ahora lo recordamos: bondadoso, vulnerable, sin un céntimo en el bolsillo…) debería fecharse unos meses más tarde, cuando a principios de 1915, y ya en los estudios Essanay, un ya muy famoso Chaplin estrenó Charlot, vagabundo.

Nosotros os invitamos a ver este viernes 31 de enero el primero de sus filmes largos, y también uno de los más conocidos: El chico (1921), una película conmovedora en la que Chaplin rinde homenaje a su infancia pobre en Londres y también, quizás, a su primer hijo, fallecido nada más nacer. La película fue todo un éxito, y pasará a la posteridad por ser uno de los primeros títulos en combinar comedia y drama, como se le advierte al espectador en sus créditos iniciales: “A picture with a smile- and perhaps, a tear” (“Una película con una sonrisa y, quizás, una lágrima”).

El chico. Viernes 31 de enero a las 22:10 en TCM

Diego Soto


Escrito por Martes 28 enero 2014

Tags : , , , , , , , , , ,


Los comentarios están cerrados.