‘¿Qué fue de Baby Jane?’: la venganza de Joan Crawford

rss

 

Mucho se ha escrito sobre la mala la relación de Joan Crawford y Bette Davis durante el rodaje del clásico de Robert Aldrich ¿Qué fue de Baby Jane? Aunque las dos actrices (que nunca antes habían trabajado juntas) atravesaban el peor momento de su carrera, a nadie se le escapaba que la convivencia de las dos divas podía ser complicada. El argumento de la película (dos hermanas enfrentadas que viven del recuerdo de glorias pasadas) resultaba además perfecto para excitar la imaginación de prensa y público, por lo que los rumores empezaron a desatarse y la leyenda de la discordia acabó superando a la realidad.

Crawford y Davis (que sí rivalizaron por cuestiones tan elementales como el salario) desmintieron posteriormente que su convivencia hubiera sido tan mala. Al fin y al cabo, las dos eran grandes profesionales que tenían muy claro dónde debían concentrar sus esfuerzos. Sin embargo, otra cosa muy diferente es lo que pasara después del rodaje.

 

 

Aunque la interpretación de las dos actrices resulta memorable, la Academia de Hollywood sólo premió a Bette Davis con una nominación por su papel como la ex-niña prodigio Jane Hudson. Según Davis, esta decisión volvió loca a una despechada Joan Crawford, que decidió hacer lo que estuviera en su mano no sólo para que su compañera no se llevará la estatuilla dorada, sino para, del modo que fuera, poder subir ella al escenario.

En una rápida maniobra, Joan Crawford viajó a Nueva York y se puso en contacto con todos los nominados que trabajaban en Broadway, ofreciéndose a recoger el premio en caso de que los agraciados no pudieran viajar a Los Angeles. Asimismo (y siempre según Bette Davis) hizo una fuerte campaña para que los académicos votaran por los candidatos que trabajaban en la Costa Este.

Pese a todo, como reconoció en sus memorias, La Loba no estaba nerviosa durante la ceremonia. Por algún motivo, estaba segura de que esa noche se convertiría en la primera actriz en lograr tres premios de la Academia. Sin embargo, cuando el actor Maximilian Schell desveló el nombre de la ganadora (Anne Bancroft por El milagro de Ana Sullivan) se quedó tan pálida como su personaje. Más aún cuando vio a una ufana Joan Crawford levantarse de la butaca y caminar hacia el estrado para recoger la estatuilla en representación de la galardonada (tal y como podéis verlo en el video adjunto).

“Nunca olvidaré cómo me miró”, explica Davis. “Su mirada lo decía muy claramente: ‘No has ganado, y estoy exultante'”.

 

Imagen de previsualización de YouTube

 

¿Qué fue de Baby Jane? Viernes 6 de noviembre a las 17:20 en TCM

Diego Soto


Escrito por Martes 21 enero 2014

Tags : , , , , ,


Los comentarios están cerrados.