El cameo de Walter Huston en ‘El halcón maltés’

rss

Suele hablarse de ella como la película que sentó las bases del género negro, la que convirtió en estrella a Humphrey Bogart y en cotizado director al debutante John Huston, que hasta entonces no pasaba de ser el hijo de Walter, el actor. Y aunque durante el rodaje era difícil imaginar que El halcón maltés fuera a convertirse en un gran éxito, hubo un detalle que puede interpretarse, a toro pasado, como una metáfora de relevo generacional o, por lo menos, de cambio de equilibrio de poderes en la familia.

Walter Huston quiso intervenir en la primera película de su hijo haciendo un cameo como gesto de buena suerte. John le reservó el papel de capitán de barco herido que entra en la oficina del detective Sam Spade y cae muerto después de murmurar algo sobre el halcón. Una escena sencilla que, sin embargo, John Huston, reprimiendo la risa, le hizo repetir una y otra vez alegando excusas como que se había tambaleado demasiado o que se había pasado de la marca. “No pensaba que iba a tener que dedicarle todo un día de trabajo” murmuraba el padre, progresivamente malhumorado tras cada repetición. La broma no terminó ahí. Al día siguiente, la secretaria de John le llamó para decirle que, debido a un problema en el laboratorio, habían perdido todo lo rodado la jornada anterior y que necesitaban que volviera al plató para rodar de nuevo la escena. Y, claro, según cuenta Lawrence Grobel en su biografía de John Huston, Walter ya no pudo más: “¡Dígale a mi hijo que se busque otro actor o que se vaya al diablo. Me ha obligado a morirme veinte veces, me duele todo el cuerpo y no voy a hacerlo veinte veces más!”



Escrito por Viernes 30 noviembre 2012

Tags : , , , ,


Los comentarios están cerrados.