Las sandalias del pescador: historia-ficción

rss

La historia ficción me encanta. Fabular que hubiera ocurrido si, o imaginad cómo sería nuestro mundo en caso de, son circunstancias que me fascinan tanto en la literatura como en el cine. Más aún cuando, años más tarde, se dan situaciones parecidas en algunos aspectos tratados. En el caso de Las sandalias del pescador este hecho es evidente. ¿Qué pasaría si fuese nombrado un Papa de la Europa del Este?

¿Un Papa ucraniano? ¿Un Papa polaco?

Basada en la novela homónima de Morris West, la película narra la vida de Kiril Lakota, un sacerdote de origen ucraniano que tras pasar más de veinte años en los campos de concentración de Siberia es liberado y enviado a Roma. Allí será nombrado cardenal, y posteriormente Papa. Una vez elegido como sucesor de San Pedro deberá hacer frente a una crisis mundial entre la U.R.S.S. y China que pondrá al mundo al borde del abismo.

Imagen de previsualización de YouTube

Morris West, autor australiano de varios best sellers, es un ejemplo de cómo el cine de los 60 se adentró en este tipo de adaptaciones, la mayoría de ellas, con gran ambición. Normalmente este tipo de historias, narrativamente hablando son ejemplos perfectos de cómo enganchar al espectador y retenerle, algo ideal para luego ser llevadas al cine. Pero también son historias de gran recorrido y extensión, algo que complica y mucho su adaptación al cine. Pues bien, Las sandalias del pescador cumple estas dos premisas: un gran virtuosismo a la hora de narrar y un exceso de metraje.

Morris West: novelista australiano de gran fama en los 60 y hoy en día prácticamente olvidado

Las sandalias del pescador es una historia épica de un hombre corriente que se ve en la tesitura de salvar al mundo. Se trata pues de un esquema básico de los best sellers. Eso sí, el personaje está lleno de contradicciones y es vulnerable a las pasiones, circunstancias que lo hacen más humano, a pesar de su vitola de santidad.

 

Interpretado por un magistral Anthony Quinn, alejado de todo histrionismo y exageración, el actor hace creíble al personaje desde la profundidad de su trabajo. En ocasiones, es evidente lo mucho que se ha involucrado a la hora de interpretar al protagonista de esta historia, hasta el punto de que se perciben bastante reales y como propias las reacciones y emociones.

Imagen de previsualización de YouTube

Como es costumbre en este tipo de cintas, a Quinn le acompaña un elenco de grandes actores con nombre como Laurence OlivierOskar Werner, Vittorio de Sica o John Gielgud. Asimismo la película cuenta con una dirección artística que no escatima en medios y hace creíble las escenas que vemos, y una banda sonora a cargo de Alex North digna de la historia que se está contando.

 

Evidentemente Las sandalias del pescador no es una película profética, aunque haya aspectos como el hecho de nombrar un Papa de la Europa del Este como ocurrió años después con la elección de Juan Pablo II,  y la decisión de que las finanzas del vaticano vayan a parar a los pobres que en cierta manera tiene algo que ver con el difunto Juan Pablo I, que puedan parecerlo.

Juan Pablo I: el Papa más breve

Pero lo que sí es sin duda alguna es una excelente película, una cinta que no deja indiferente, que entretiene contando una gran historia sin estridencias ni efectos especiales, sólo narrativa.

 

 


Escrito por Lunes 12 marzo 2012

Tags : , , , , , , , ,


Los comentarios están cerrados.