¿Se parecen Scarlett Johansson y Janet Leigh?

rss

 

Si ahora mismo te pones a buscar en Google imágenes de la rubia que se dio la más famosa -y fatídica- ducha de todos los tiempos te aparecerán fotos de Janet Leigh y… de ¡Scarlett Johansson!

La razón, que ya conoceréis: la segunda -al estilo Michelle Williams con Norma Jean en Mi semana con Marilyn– va a encarnar a la primera en una película que recrea el rodaje de Psicosis.

Las comparaciones son inevitables.

¿A ti que te parece?

¿Son tan elegantes y divinas las musas de Hitchcock y de Woody Allen?

¿Son igual de glamourosas, guapas y enigmáticas?

 

 

Yo me declaro más fan de la madre de Jamie Lee que de la protagonista de Lost in traslation, a quien no acabo de verle el punto estiloso, aún está verde y me recuerda más bien a la carnosidad de Shelley Winters.

Por el contrario Janet Leigh poseía uno de los rostros más bellos, refinados y luminosos que se han visto en una pantalla de cine.

Para las nuevas generaciones, que quizás no sepan muy bien quién es, vamos a recordarla.

Fue contratada por la MGM por sus evidentes atractivos, pero ella se empeñó en superar el cliché de chica mona y se formó duramente como actriz.

Aún asi, en sus primeros años se tuvo que foguear en comedias ligeras y dramas del mismo calibre hasta que destacó en el musical Mi hermana Elena e hizo carrera como heroina vestida de época en títulos como El pricipe valiente, Scaramouche y Coraza negra.

 

Imagen de previsualización de YouTube
 

Tanto cortinaje sobre su delgado cuerpo ocultaron algo que dos orondos sabuesos rastreadores del sexappeal femenino como Orson Welles y Alfred Hitchcock sacaron a la luz.

En la magnífica Sed de mal, el responsable de Ciudadano Kane la muestra en ropa interior o desnuda bajo unas sábanas mientras es retenida, drogada, en un infame motel por el ogro de la función… hasta que su príncipe (Charlton Heston) la rescata.

Y don Alfred la convirtió en una de sus rubias pecaminosas: no sólo roba el dinero a su jefe, mantiene una relación ilícita con John Gabin y huye con el botín, sino que además se pasea por el motel Bates en sujetador negro, se quita la ropa mientras Norman la observa por un agujerito y finalmente se desnuda completamente -algo pionero en una estrella del Hollywood de la época- para esperar a la muerte disfrazada de vieja asesina con moño.

Obviamente, después de estas películas, la Leigh dejó de ser una presencia modosita para mutar en una actriz con personalidad, presencia y madurez, con roles tan impactantes y misteriosos como en de la mujer que Frank Sinatra encuentra en un tren en El mensajero del miedo.

Imagen de previsualización de YouTube

Y para rematar, formó pareja fuera del plató con un compañero habitual en los rodajes (por ejemplo, en la épica Los vikingos): Tony Curtis.

Hasta en esto último gana por goleada a Scarlett, quien, de momento, se ha casado con Ryan Reynolds.

Te toca decidir a ti: ¿Quién sale victoriosa en la comparación: Janet o Scarlett?

¿Y te gustan esos intentos de las actrices y actores actuales por imitar a estrellas clásicas o te parecen empresas condenadas al más bochornoso fracaso?

 

 
 


Escrito por Sábado 3 marzo 2012

Tags : , , , , , , , ,


Los comentarios están cerrados.