El turista accidental: William Hurt depre

rss

El turista accidental nos habla de la tristeza, de la depresión profunda que se parece a esa sensación de ser un muerto en vida, que sufre William Hurt tras perder a su hijo en un tiroteo absurdo. Pero la película también indaga en ese estado de ánimo que se transforma en un letargo apegado a la rutina y la monotonía al que nos aferramos los seres humanos, cuando una pérdida -la peor de todas: la de un hijo- nos afecta y la vida pierde todo sentido.

La película me gustó mucho. En la década de los 80 yo ya le seguía la pista a Lawrence Kasdan ya que había visto una película suya que me había cautivado: Reencuentro. En el caso de El turista accidental la combinación de William Hurt y Lawrence Kasdan fue como un imán magnético, que me atrajo con fuerza a la taquilla del cine.

No me equivoqué. Se trata de un film sencillo y modesto que huye de las emociones histriónicas. Kasdan busca darle dignidad a ese personaje, Macon, interpretado con suma precisión y contención por Hurt. El director huye de sensiblerías y escenificaciones externas del drama. En esta película la procesión va por dentro. Se agradece.

Todos los actores están soberbios. Desde una Kathleen Turner en plan más madura, que no deja de tener una personalidad controladora, y aún así cómo nos compadecemos por ella al saber que se ha separado de Hurt tras perder a su hijo en común. Cómo nos imaginamos el abismo al que se asomó su relación. Genial la secuencia en la que discute con un Hurt deprimido y le dice: “Lo que me molesta de ti…” Y él responde que a él le molesta que ella siempre le diga esa frase.

Pero quién brilla también con luz propia es Geena Davis. Una madre soltera, con un niño con múltiples problemas, que está acostumbrada a luchar sola a la vida y a no esperar demasiado. Sin embargo Geena no ha renunciado a la felicidad. Su amor por Hurt le servirá a éste cómo revulsivo para continuar hacia delante. La tristeza nunca desaparecerá pero al menos él volverá a la vida.

El dolor expresado en la película es sordo, profundo y callado. No hay gritos ni alaridos, no hay locura más allá de aceptar la propia locura que es la vida, no hay desgarro emocional. Por eso quizás El turista accidental cala tan hondo porque consigue conectar con cómo expresamos la desolación en la vida real.

Esta película es sabia ya que nos cuenta un cuento de supervivencia, de duelo, de rutina, del afán y la imposibilidad de controlar lo que nos sucede en la vida, pero sobretodo es sabia porque hace referencia a una decisión que toda persona que sufra una depresión tiene que tomar: la de vivir o morir.

En TCM
El turista accidental Viernes 22 julio Sábado 6 agosto

Escrito por Jueves 21 julio 2011


Los comentarios de la película. “El turista accidental: William Hurt depre”

  1. Remi dice:

    La he visto muchas veces, la última hace bien poquito, y es obviamente una de mis favoritas. Todo lo que dices de ella, es absolutamente cierto, es más, la forma en que la describes me cala tan hondo como la propia peli, eres extraordinaria Nuria, ojalá tengas mucha suerte en el resto de tu vida y que ésta, y también la nuestra, claro, sea mu, mu, mu larga, para poder seguir disfrutando de tus comentarios.
    Volviendo a la cinta, yo solo añadiría que, a pesar de la tristeza que acompaña su visión, no está exenta de unos cuantos momentos realmente cómicos, que aun se aprecian más por la deprimente existencia del protagonista (qué pedazo de William Hurt) que contagia casi toda la película. Por cierto, la escena del comienzo, dentro del avión, para mi, antológica.

    Bueno, un saludo a todos y especialmente a la titular y su pequeñín que, a buen seguro, estará creciendo a toda velocidad.