Un actor me miró mal

rss

El domingo fui a ver una obra de teatro escrita por Juan Cavestany que ha acaparado múltiples alabanzas y nominaciones a premios gordos de teatro, los Max de las Artes Escénicas.

A mí me pareció un jodido truño.

Es muy duro decir esto, lo sé. Sobretodo porque el trabajo de los actores sí me gustó. No tengo nada que objetar a eso. En cambio, el texto…

El texto trata sobre la vida de Urtain, un boxeador que cosechó su éxito durante el franquismo (al amparo del franquismo, sugiere la obra) y que llegó a ser un ídolo deportivo, pero que acabó su vida a lo Toro salvaje: contando sus batallitas en un bar. Sin asumir que la gloria ha pasado. Hasta el punto de llegar al suicidio.

Una historia triste contada de final a principio: lo primero que vemos es el suicidio. Lo último, su infancia. En medio, saltos en el tiempo hacia atrás que vienen contextualizados por dos o tres canciones de Raphael y otras referencias irónicas a la España hortera y pre-democrática, buscando siempre el guiño al espectador.

El problema es que eso que se supone el contexto acaba ocupando el 50% del tiempo de la obra. Da la impresión de que toda esa fanfarria está ahí para distraer de las carencias de la historia en sí. Parece que hay muy poco que contar sobre Urtain. Urtain era un tonto al que engañaron y del que se aprovecharon hasta que ya no daba más de sí.

Punto pelota.

Ése es el leitmotiv de la obra. Y se supone que nos tiene que dar mucha pena, pero es que no hay casi relación entre los personajes, ni desarrollo dramático… tan sólo hay “momentos” en la vida de Urtain, en los que tiene más o menos éxito como boxeador, pero que en el fondo son todos muy parecidos entre sí. No hay evolución en el personaje. Ni siquiera involución, que sería lo apropiado en una historia narrada hacia atrás.

La vida de Urtain, así contada, no da ni para personaje secundario.

Es una pena, y me da rabia, porque a priori me interesaba el tema, me gustan los actores, me gusta la estructura un poco obvia pero efectiva que sigue los asaltos de un combate de boxeo, me gusta incluso el escenario.

Me gusta todo, excepto lo más fundamental.

El caso es que después de dos horas de función, tediosas para mí, se hizo un breve silencio, tenso como el preludio a un veredicto, y tras esa milésima de segundo se escuchó un “bravo” seguido de los aplausos más sentidos y emocionados. Yo también aplaudía, porque creo que todo trabajo merece como mínimo eso y porque en mi caso eran unos aplausos dedicados exclusivamente a los actores. No al espectáculo, sino a los actores.

Pero entonces la gente empezó a levantarse de sus butacas, en señal de respeto, y siguió aplaudiendo a rabiar, de modo que los actores salieron tres veces a saludar. Mis acompañantes y yo éramos casi las únicas personas en toda la sala que permanecimos sentados. Yo seguía aplaudiendo (ahora con menos ganas) y consideré seriamente levantarme… pero me dije “¿por qué, si estoy a un paso del cabreo?”.

A todo esto quiero dejar caer un detalle: nuestros asientos estaban en primera y segunda fila. No hay un escenario como tal, sino un ring del que los actores se bajaron para recibir su ovación. De modo que la distancia entre nosotros y ellos era como de… no sé, ¿un metro? Nuestra disidencia era clamorosa. Éramos los aguafiestas del momento. Se me cruzó por la cabeza que quizás nos tomarían por fachas, dadas las connotaciones políticas de la obra, pero era un riesgo que estaba dispuesto a correr.

Entonces me percaté de un detalle un tanto inquietante: la mirada de uno de los actores, Alberto San Juan, se dirigía invariablemente a nosotros.

Era una mirada que decía:

“Os espero a la salida”

“Vais a morir”

Pensé en levantarme aplaudiendo, pensé en huir, pensé en mi mamá. Una obra de teatro basada en mi vida y contada al revés pasó ante mis ojos (me gustó más que la de Urtain).

Momento tenso donde los haya, pero aquí estoy para contarlo.


Escrito por Martes 20 abril 2010


Los comentarios de la película. “Un actor me miró mal”

  1. Doctora Amor dice:

    Uy, querido, a mí me pasó algo parecido con el truño de “Barroco”, sólo que la Portillo se bajó del escenario y, haciendo un requiebro, me dio el culo mientras saludaba cariñosamente falsa a todo el público que la aplaudía.
    Más detalles en este post:
    http://www.canaltcm.com/doctora-amor/post/2008/09/20/blanca-porti…–
    Ay, los actores, cómo son…

  2. Ruth dice:

    Cuando la vi, yo soy de las que aplaudió a rabiar y me emocioné. La interpreté de otra manera: la historia de Urtain es el vehículo para contar un momento vergonzoso de la reciente historia de nuestro país. Pero para gustos, los colores. A mí me gustó todo :) .

  3. Angela dice:

    Entonces, ¿España es el protagonista? Yo prefiero un texto más clásico, como dice Mamet, la gente no pone la tele para ver información, sino para ver drama. Será que yo soy más de tele. Muy de acuerdo contigo, Escri.

  4. Alberto dice:

    Soy Alberto San Juan.

    Siempre me he preguntado quien es el capullo que escribe este blog. Ahora has cometido un descuido y ya te he puesto cara! Te pienso buscar y cuando te encuentre te voy a meter una somanta ostias que lo de Herman Trestch va a parecer un beso en la boca. ¡Riete tú de Urtain!

    A por ti que voy!!

  5. Grom el Único dice:

    Oh, estimado Escrito Por! ¿Acaso no sabe que decir que una obra de Animalario es mala implica irremediablemente ser un maldito fascista?

    A ver, no lo digo yo, sino el “Manual del perfecto joven de izquierdas arreglado pero informal”…

  6. Esti dice:

    Juas, juas, me parto con lo del “manual del perfecto joven de izquierdas arreglado pero informal”.

  7. jp3 dice:

    joder, aquí no se puede disentir, que ya uno es un facha… tengo un amigo republicano que habla pestes como no está escrito de ZP. Un dia alguien le escuchó y empezó a decirle que si facha esto, facha lo otro… Mi amigo, con buen talante, calló, sonrió y dejó claro que quien no tiene más argumentos que la estupidez lo arregla con convertir en enemigos a quien disiente.

    En cuanto a la obra de teatro. pues la verdad, me la han recomendado tan efusivamente… que no voy a ir a verla. Si todo el mundo me recomienda algo como el mejor espectáculo/película/concierto/polvo… lo que sea, sé que indefectiblemente, me va a decepcionar.
    Son tan pocas las obras notables que se pueden encontrar, que la gente se conforma con mediocridades. En fin. Siempre espero encontrar una joyita… que afortunadamente, aún se encuentran, aunque no siempre sean las mejores situadas por la crítica de “El país”

  8. San Juan dice:

    Hola Escri, soy el lado bueno de Alberto. No tengo palabras.

  9. Don Oso dice:

    Yo fui a verla cuando se estrenó y ahora que se ha reestrenado.
    Y entiendo que no hayas entrado en la obra o que te parezca decepcionante.
    La obra ha cambiado mucho en este trayecto de dos años, ahora es más cabaretera cuando en sus primeras funciones se señalaba más el sufrimiento y el dolor de alguién que no tiene ni dos dedos de frente y que es engañado por las fuerzas vivas del pais (no quiero decir pre-democratica) franquista.
    Ya te digo que yo al volver a verla perdí el tan buen recuerdo que me dejó la funcion en Septiembre de 2008.
    Eso si, aunque no entré en la obra como tu dices todos los actores son fundamentales aunque preferí a Luis Callejo como presentador en lugar a este actor nuevo que lo hace más en plan cabaret y eso fue lo que más me saco del texto de la obra.

  10. Alberto dice:

    Un truño… ahí es nada.

    Bueno, después de meses decidiendo si este blog era tan malo como parecía ya me ha quedado todo claro. Taluego.

  11. ROBERTO ÁLAMO dice:

    Hola, escrito por. Soy Roberto Álamo (el actor que desempeña el papel de Urtain en la obra del mismo nombre) y respeto profundamente tu ideario e impresiones acerca de la obra que representamos. Estuviste en todo tu derecho de no levantarte, e incluso tenías derecho a levantarte de tu butaca para buscar la salida antes de los susodichos aplausos y ovaciones. Sólo escribo para desmentir el comentario firmado por “Alberto San Juan”; obviamente, mi compañero Alberto jamás podría haber escrito tal comentario, pues la violencia no es uno de sus fuertes, es más, no conozco a otro ser humano que esté más alejado de la violencia (en cualquiera de sus aspectos o formas) que el citado ciudadano, Alberto San Juan. Sin más, agradeciendo tu asistencia al teatro: un abrazo de Roberto Álamo.

  12. Galahan dice:

    Hombre, yo creo que quedaba claro que los “Albertos” no son Alberto.
    Y si Roberto es Roberto (que me da que sí), le honra. Yo creo que la reseña está escrita con ánimo de debatir, no de polémica y se agradece mucho esto y que encima, comenten los protagonistas!

  13. Escrito por dice:

    Gracias a todos por comentar, especialmente a Roberto Álamo con su aclaración sobre el comentario firmado por Alberto San Juan (y tranquilo, porque creo que nadie se tragó que fuera él).

    Cierto es que estaba en mi derecho de levantarme antes de los aplausos, aunque físicamente me resultaba difícil dada mi posición en la segunda fila y pegado a la pared. De todas maneras, como ya he dicho, aplaudí porque me parece que los actores lo merecíais, porque todos y cada uno de vosotros hacéis un buen trabajo.

    Este artículo nace de la desconexión con el mundo que siento cuando mi opinión sobre una determinada cosa (obra de teatro, película, libro, postura ante la vida) va en el carril contrario al de todos los que me rodean.

    Saludos.

  14. La Rebe dice:

    ¿Estaría feo que aprovechara éste momento para decirle a Roberto Álamo que se agradece que salga sin camiseta, Escri?

  15. mariano dice:

    Me siento aliviado al comprobar que no soy la única persona en el mundo que salió decepcionado con esta obra. El trabajo de los actores es excelente, pero el texto tiene muy poco de dramático. Podría decirse que son viñetas sueltas de una vida, lo cual está bien, pero es que yo cuando voy al teatro espero otra cosa. Drama, básicamente, que es lo de lo que se supone va el teatro.

  16. Tinuca dice:

    jajajajajaajajajajaajaja
    Cada vez me gustan más tus post.

  17. Angela dice:

    Me parece muy bien el comentario de Roberto Álamo, y me parece que tiene un talento bestial que justifica ver la obra, y que el resto de los actores no le van a la zaga. Pero creo que el texto desmerece ese excelente trabajo interpretativo y de puesta en escena.

  18. Hombre Amarillo dice:

    Je. Un acto de valentia que le honra Escrito Por. Yo me hubiese levantado, pero no hubiese aplaudido. Hubiese silbado o mirado al techo o buscado el tiqueck del apartamiento en la cartera, cosas muy importantes que me hubiesen hecho pasar por un lelo, pero inofensivo al fin y al cabo, je, je.

  19. Olaya dice:

    Y ¿por qué miraba así? vamos, si no es capaz de controlarse ni siquiera cuando toda la platea aplaude en pie porque unas cuantas personas no se levanten, es que tiene un problema.
    Después de una función, ¿cuántos bravos considerará este hombre que hay que decir? dos ¿serán pocos? dejémoslo en 5 (más sonaría falso ¿no?). Rápidamente hay que levantarse y darle a las palmas con fuerza ¿eh? porque si no igual creen que eres facha, manda huevos. Bueno, si votas al pp supongo que para él también eres facha. Supongo no, seguro. Bien, aplaudimos aplaudimos hasta que las palmas se le pongan a uno rojas, no pasa nada, le gusta ese color y además después de cinco minutos ya ni se sienten. El caso es que San Juan (que ya le joderá llevar el nombre de un santo en su apellido) esté contento.

  20. Galahan dice:

    Olaya, ¿has ido al baño hoy?

  21. Jin dice:

    jp3, creo que existe la idea generalizada que ser republicano implica ser de izquierdas. Asi que quiero recordar que uno puede ser perfectamente facha y republicano. No estoy diciendo que tu amigo lo sea, pero parece ser que comentas lo de ser republicano como un plus en ese contexto.

  22. Daniel S dice:

    Hombre Olaya…

    Ellos no sé si pensarán que votar al PP es ser fachilla. Pero yo, por el modo en que el PP se está comportando con Garzón en referencia a investigar los crímenes del franquismo… sí que creo que cierto tufillo fascistoide es indiscutible.

  23. una dice:

    a mi me miró muy mal Tristán Ulloa, en la estrena de La Caja. Porque una amiga se hizo una foto con una de las atrices protagonistas y ella (la actriz, no la amiga) le preguntó si quería ponerse. malo!!

  24. Guapo dice:

    A mí me miró mal Juanjo PuigCorbé hace bastantes años, porque él estaba sólo con otro tío en un bar de diseño en Barcelona, mientras que yo, que era más guapo y alto que él, iba con dos tías cachondas perdidas que quitaban la respiración. Y que además, se rieron de él, porque el tío pensó que se las podía ligar. ¡je, je, je, je! ¡Qué pardillo!

  25. jose dice:

    el espectáculo, brutal, conmovedor, bien planteado, la iluminación de bandera y el espacio sonoro envolvente. los actores impresionantes, roberto magistral y el resto le sirve a la perfección, que es muy difícil. la obra no tiene nada de política sino de crítica a la mala educación, a la de la violencia y la de los hombres no lloran, esa que nos inculcaron durante 40 años…eso no es opinión política, sino de educación. las miserias humanas en el mundo absurdo del deporte profesional y el famoseo, bastante actual por cierto….la miseria de la vida…mucho público aplaudiendo, emocionado, llorando….a otros no os ha gustado, los menos, por lo tanto algo tendrá para que fuera una aventura conseguir entradas. gracias Animalario, me encanta el teatro y vuestra implicación en lo que y como lo contais. otros prefieren ir a ver historias de parejitas, celos, que mi novia me la pega y los chicos la tienen pequeña… y tetas culo pis…estan en su derecho.
    gracias y a seguir iendo al teatro que nos hace debatir, pensar, escribir y compartir, aunque no estemos de acuerdo

  26. jp3 dice:

    ¿republicano y fascista a la vez? no, no, la antigua roma ya se acabó. Pero, estamos hablando de ideoLÓGICAMENTE, N¿no?

  27. Mr. Pepe dice:

    Joroba Don José, qué forma de desmantelar “el conflicto”, tremendo.

    “Andrés Lima me llamó la atención sobre una posible vía de trabajo: la retórica de la crónica histórica no debía servirnos como herramienta para alcanzar un determinado fin, sino que era casi un fin en sí mismo”, Juan Cavestany dixit.

    Subtexto: vamos, que no va de nada. Según su autor, un ejercicio de retórica (casi.)

  28. Sergio dice:

    Vaya como se las gasta el de la quijá… pagas, aplaudes y encima te miran mal…Loco mundo

  29. Gilipollas dice:

    ¡A mí me miró mal Miró porque miré su mirada cuando miró que yo no miraba bastante su cuadro, mire usted!

  30. Sobreilusionada dice:

    No se si lo que voy a contar, viene bien aquí, pero tengo un desasosiego por un actor al que he conocido en persona (no dare su nombre) y me gustaría que alguien me diera su opinión, sobreto todo Alberto San Juan, el cual se ha visto envuelto en esta critica acida.
    Después de acercarme respetuosamente a este actor, al cual admire siempre, y de felicitarle por la obra que acababa de ver ( el estaba muy serio y no hablaba) pensé en pedir permiso para darle dos besos pero sin mas, me lance y se los di ; fui respetuosa y comedida pero el no puso muy buena cara; saludamos al resto de los actores, hablamos de la obra, siguieron las fecitaciones, y su semblante fue cambiando para mejor, acepto de buen grado una foto y al final fue el el que se acerco a devolverme los dos besos y agradecerme la felicitacion. Deberia estar contenta, la obra me encanto y conocerle fue una sorpresa pero me he que dado con esa sensación de rechazo del principio y no me siento bien. Que hize mal? Tenia que haber guardado las distancias? Me deje llevar por la ilusión, eso, un actor lo entiende? Gracias

  31. Torpedo dice:

    Pero vamos a ver, ¿Escrito Por no hizo lo que tuvo ganas de hacer, que fue no levantarse? ¿Por qué, Alberto San Juan no podía hacer lo mismo y mirar mal a quien le saliera de los cojones? ¡Aquí lo que hay es mucho crítico “mimao”, por no decir otra cosa peor!

  32. Grom el Único dice:

    Estimado Torpedo, el problema es que mi plumilla cinéfila favorita no se levantó porque el espectáculo por el que tuvo que pagar ciertos euros – no me imagino al estimado Escrito Por colándose por un ventanuco del sótano y golpeando hasta la muerte a un par de jubilados para conseguir sus asientos (yo lo he hecho un par de veces y luego es complicadísimo sacar las manchas de sangre) – no le satisfizo en absoluto: como consumidor defraudado – en parte, pero defraudado – reaccionó de manera coherente…
    Sin embargo, si el estimado Alberto SanJuan se malencara con aquella persona que no se destroza las palmas de las manos y se arranca los ojos ante su trabajo, es que debe pensar: “Por el amor de Dios, botarate estulto, acabas de presenciar una obra digna de pasar a la historia del Arte escénico y te quedas ahí sentado, en vez de levantarte por lo menos dos metros del suelo, alabando la riqueza intelectual que acabamos de regalarte!!” (bueno, no sé si lo pensaría con estas palabras, pero Vd. ya me entiende). Y eso, estimado amigo, es soberbia…

  33. Torpedo dice:

    Lo que usted diga, barriga…

  34. Grom el Único dice:

    No he entendido su último comentario, estimado Torpedo.
    Y mi preparador físico personal, tampoco.

  35. Torpedo dice:

    Que sepas pringao, que os cojo a tí y a tu preparador físico personal, a cada uno en un brazo, y os envío tan lejos que cuando volváis no os conoce ni la familia. Y lo dejo aquí, porque ya me ha empezado el partido Villareal- Barcelona…

  36. Grom el Único dice:

    Estimado Torpedo, me encantaría seguir enzarzado con Vd. en un debate dialéctico a la altura de su inteligencia, pero el médico me ha recomendado que no me agache mucho.
    Gratamente sorprendido, a la vista de sus comentarios, no sólo de que sea Vd. capaz de escribir de manera correcta “Villareal-Barcelona”, sino que directamente sepa leer, reciba mis más afectadísimos saludos.

    [¿Cómo se dice…? ¿”Bota, rebota y en tu culo explota”? ]

  37. Escrito por dice:

    Ja, ja, ja. No paréis, por favor. Si la cosa sigue así de bien al final me levantaré y aplaudiré.

  38. Torpedo para Grom ¿el único? dice:

    ¡¡Amos andaaaaaaaa, no tenrrolles Charles Boyes!!
    ¡¡¡CORTA Y NAVEGAAAAA, QUE VIENEN LOS VIKINGOS…!!!