“Millennium 2′, póster español. A seguir taquilleando

rss

Esperad que pongo el título completo de esta secuela, que se me hacía largo en el titular: “Millennium 2. La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina”.

Siguiendo la estela de la macroexitosa saga literaria de culto de Stieg Larsson, el titulín de este “filme adaptación” será igual de largo que su segurísimo taquillón.

La referencia más cercana que tenemos es la sorprendente recaudación en España de una película como “Millennium 1. Los hombres que no amaban a las mujeres”, que no es un thriller yanqui al uso (aunque a veces lo pareciera) ni tiene en su reparto a ningún actor/actriz de Hollywood de los que arrasan por la piel de toro con sólo tener su nombre en el cartel.

Desde que se estrenó en nuestro país la mencionada cinta de Niels Arden Oplev, concretamente el día 29 de mayo pasado, ha estado 11 semanas entre los 10 largometrajes más vistos, acumulando en casi tres meses sin bajarse del top cañí cerca de 8,5 millones de euros. Un pasote teniendo en cuenta que la trilogía completa, que se rodó del tirón, ha costado en total unos 11 millones de euros.

Quien dirije ahora esta secuela es Daniel Alfredson y su  historia es practicamente clavadita a la de la novela homónima (con algunas liberalidades como no podía ser menos). Esta vez el argumento se centra en el “trafficking”, el tráfico de personas con fines de explotación sexual, y el protagonismo de Lisbeth Salander (Noomi Rapace) será aún mayor.

El que no haya leído la primera entrega ni visto la película de Oplev que se abstenga de seguir leyendo, que el spoileo en forma de sinopsis que viene a continuación es fino.

Después de un año viajando por el extranjero con el dinero de Wennerström, Salander volverá a Suecia para retomar su vida esta vez apartada de Mikael Blomkvist (Michael Nyqvist) y de las pocas personas que la conocen.

Al mismo tiempo, Mikael y el resto de la revista Millennium tendrá que ayudar a un hombre llamado Dag Svensson a publicar un libro en el que lleva 4 años trabajando y que denuncia los abusos de policías, reporteros y contrabandistas hacia las prostitutas traídas ilegalmente desde otros países.

Por otra parte, la figura del abogado Bjurman resurgirá de nuevo para intentar vengarse de la humillación que le impuso Salander cuando le tatuó en el pecho “Soy un sádico, un hijo de puta y un violador”.

La cuasi-fidelidad a Larsson de la primera entrega cinematografíca y su indudable calidad (aunque muchos la catalaguen de película “duerme-ovejas”) me atrapó totalmente. Así que fijo que el 23 de octubre próximo estaré sentadico en el cine palomiteando.


Escrito por Jueves 10 septiembre 2009

Tags : , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Los comentarios están cerrados.