Mis cinco películas favoritas de hipocondríacos

rss

Por razones que no vienen al caso, soy una mujer que casi siempre está enferma. Cuando no tengo una cosa tengo la otra, el caso es que siempre estoy un poco pa”llá; si no fuese mujer, sería marica porque estoy todo el santo día pegada a un kleenex. En fin, el caso es que, aunque la deteste (porque odio a esa gente que está todo el santo día desgranándote sus penas como las cuentas de un rosario), entiendo perfectamente el fenómeno de la hipocondría. Así que aquí tenéis hoy cinco películas que, por su temática, me son muy queridas:

1. Venga alegría (1921)

Harold Lloyd, a quien prefiero millones de veces a Chaplin, es un rico hipocondríaco que se marcha a una república sudamericana en busca de paz y tranquilidad, pero sin comerlo ni beberlo se ve involucrado en una revolución. Algo así como el Ché, pero con gafas de concha.

2. Un día en las carreras (1937)

Maureen O”Sullivan, la madre de la loquita de Mia Farrow, es la propietaria de una clínica para millonarios en la que vive recluida una de esas mujeres pegadas a una dolencia que tanto abundan en las clases ociosas (Margaret Dumont). Al primer vistazo, Groucho Marx, un veterinario que se hace pasar por doctor, decide que ahí tiene un caso ideal para él. Natural, la Dumont nunca fue una mujer, sino un caballo percherón.

3. Hannah y sus hermanas (1986)

Mucho antes de que Woody Allen se colocase las medias de rejilla y la minifalda y perpetrase truños como Vicky Barcelona How Georgeous You Are!, era capaz de dirigir maravillas como esta. Lo de la hipocondría era marca de la casa, como la genialidad. ¡Ay, qué tiempos aquellos!

4. Todo en un día (1986)

Matthew Broderick convence a sus padres de que está malito y falta al examen de matemáticas. En realidad, lo que le apetece es darse una vuelta por Chicago. Pues bien, aunque muchos pensarán que esta película es un bodrio, considero que se trata de una obra extraordinaria de cinema verité porque es exactamente lo que he hecho durante muchos años algunos días cuando llamaba a mi jefa…

5. La extraña pareja (1968)

La película hetero más gay de toda la historia… con permiso de Top Gun, por supuesto. Ya sabéis: dos amigos divorciados, Lemmond y Matthau, comparten pisito de solteros.

Moraleja: Cuando alguien en una cena comience a hablar, con todo lujo de detalles, de sus enfermedades, proceded a hacer lo mismo con vuestras hemorroides. ¡Stop a la política de silencio!


Escrito por Jueves 30 abril 2009

Tags : , , , ,


Los comentarios de la película. “Mis cinco películas favoritas de hipocondríacos”

  1. maciste betanzos dice:

    Loada sea Louella por haber tapado tan rauda el jeto del horripilante Donés (a pesar de ese culo suyo, que no lo merece) por el del desvalido (y beatleiano) Broderick (a mi Matthew le pondría yo el termómetro con los dientes justo allí. ¿Se acuerdan de TRILOGIA DE NUEVA YORK?).
    Ese sí que es un niño grande y no el zapaterista Forrest Hanks (que siempre estará más cerca de Milikito que del arroyo teen -onda Risky Business)

  2. Héctor dice:

    Todo en un día (1986) es GENIAL,del género teen ochentero que tiene grandes pelis como El club de los 5, Sweet 16, Pretty in Pink etc. Pero no la consideraría película de hipocondríacos… simplemente finge estar enfermo para escaquearse del instituto.

    Peliculón, divertidísima.

  3. Maestro Ciruela dice:

    Transcribo íntegro un breve comentario que envié en su día para el post “Las mejores comedias de los 80″ y que ahora tiene validez para “Todo en un día”.

    Para adultos y adolescentes espabilados,” Un pez llamado Wanda ” a mucha distancia de las demás. Para adolescentes y adultos espabilados, “Todo en un día” (Ferris Bueller´s day off) a mucha distancia de las demás. ¡De nada!

  4. angelita dice:

    Es verdad, siempre estoy enferma, y segun, Jesus, muy pocas veces jolie. Eso me reconforta, pq hay hombres que siempre estan feos y nunca jolies.

  5. Nilda dice:

    Maciste, ha nombrado usted dos de mis máximas detestaciones entre la caspa local: el estomagante Pau Donés —muchos le propinaríamos con gusto, sin paliativos, una patada en ese culo que a usted le pone— y el estólido Emilio Aragón (Milikito). Los odio tan acérrimamente que el infierno se me presenta bajo la forma de un «mènage à trois» con el cantante y el caricato. Una pesadilla espantosa, inenarrable, que sólo deseo a mis peores enemigos.

  6. maciste betanzos dice:

    Y súmele Tom Hanks, Nilda. Por darle un toque internacional. Y para que sea un trío.

  7. Nilda dice:

    Ja, ja, ja. Lasciate ogni speranza, voi ch’entrate …

    Leo que su Matthew acaba de ser papá: por partida doble y por útero interpuesto. ¡Qué cosas!

  8. El Marqués de Portugal Este dice:

    La enfermedad es el origen de toda literatura.

  9. Pro-Infiltrada dice:

    Infiltrada le apoya es su petición de amanecer ante el Crepúsculo, señora Louella.

  10. Iñigo dice:

    La selección me parece muy buena. El comentario del principio, homófobo, la verdad.

  11. Louella dice:

    Pues no sabe cuánto lo siento, pero el chiste del kleenex no es mío, sino de Truman Capote que, por cierto, era un poquito gay.