La tormentosa -y politoxicómana- familia de Ryan O´Neal

rss


Otro ídolo caído. Y con él toda su parentela.
El actor Ryan O´Neal fue detenido hace unas semanas, junto a su hijo Redmond (fruto de su relación con la actriz Farrah Fawcett) por posesión de drogas.

Si a esto sumamos que la ex angel de Charlie lleva unos años de decadencia física por abuso de distintas sustancias y que hasta Tatum O´Neal, aquella niña que ganó un Oscar con sólo diez años, allá por 1973, con su trabajo en Luna de papel, también ha sido arrestada por agenciarse sustancias ilegales, ya tenemos el cuadro completo de una familia multidisfuncional y problemática donde por no faltar, no se privan ni de tremendas broncas paternofiliales entre Tatum y papá Ryan.

Yo, como muchas, he sido una quinceañera mitómana y me entristece ver ahora a mís dioses de antaño bañarse en el fango.
Ciertamente estas debilidades les humanizan, les hacen más cercanos, pero a mi lado más soñador no deja de dolerle todo este baño de realidad al recordar lo jóvenes, guapos y sexys que eran y constatar lo que el tiempo y la vida ha causado en ellos.

Por eso me aferro a las imágenes que tengo de todos ellos cuando les conocí, a través del cine y la tele de hace décadas.
Papá Ryan saltó a la fama con la serie Peyton Place. Luego rodó aquella cosa tan cursi titulada Love Story, junto a una bella Ali MacGraw, que le catapultó a la fama mundial y le regaló su única nominación al Oscar.

Convertido en galán rubio de los setenta, sedujo a Ursula Andress, acompañó a la espectacular Jaqueline Bisset en El ladrón que vino a cenar, fue pareja de Barbra Streisand en la hilarante ¿Qué me pasa, doctor? y se puso a las órdenes de Kubrick en Barry Lyndon, junto a Marisa Berenson.

El éxito de aquela comedia de Bogdanovich llevó a repetir pareja artística O´Neil-Streisand en Combate de fondo, pero la jugada no salió tan redonda. Algo similar sucedió con Historia de Peter, continuación de Love story, sin la chica, claro, que intentaba estirar el drama original con Peter rehaciendo su maltrecha vida sentimental, pero que sólo sirvió para explotar el entonces espectacular físico del galán.

Luego llegaron títulos muy comerciales, como Hielo verde o Partners, una especie de parodia de Cruising (A la caza) con el macho policía Ryan camuflado de gay junto al compañero de patrulla homosexual John Hurt apatrullando el ambiente de la gran ciudad.

En 1980, el actor se lio con la más explosiva y célebre de los Angeles de Charlie, antaño esposa de su amigo Lee Majors, y empezaron a vivir una relación intensa y conflictiva bien regada de peleas, arrebatos y alcohol.

Y la pequeña Tatum creció, se convirtió en una mujer sexy pero nunca volvió a ser nominada al Oscar, aunque la hemos visto en series como Rescue me. Fue novia de Michael Jackson y tuvo tres críos con el temperamental tenista John McEnroe.
Las drogas también ocuparon un lugar importante en su vida y las broncas con su padre fueron a más, hasta el punto de distanciarse brutalmente.

Ésta es, a grandes rasgos, la triste historia de una familia que me parecía idílica cuando yo era una ilusa e inocente adolescente.
El tiempo ha pasado factura con ellos, convirtiéndolos en seres humanos con tantos problemas como el que más.
A mí me gusta recordarlos como los guapos y divinos que eran…
¿Cuáles son vuestros particulares dioses caídos?


Escrito por Lunes 20 octubre 2008

Tags : , , ,


Los comentarios de la película. “La tormentosa -y politoxicómana- familia de Ryan O´Neal”

  1. Carmela dice:

    que guapo era de joven este actor!

  2. Alexandra_Del_Lago dice:

    Felicidades por este blog, doctora, ha dado en el clavo al hablar de uno de mis ídolos de infancia/juventud cinéfila… lo recuerdo en una película titulada “La prueba del valor”, sobre las Olimpiadas, qué guapo estaba corriendo la maratón con pantalón corto … y “Qué me pasa doctor” es una de mis pelis favoritas de todos tiempos… y también rodó un western con William Holden, “Dos hombres contra el Oeste” de mi admirado Blake Edwards con una escena en la bañera muy morbosa… sí, era realmente guapo, guapo e hizo muy buenas pelis… ahí es nada Barry Liyndon, Gracias doctora por hacernos revivir tan buenos recuerdos!!!

  3. Corsé dice:

    El rubio de oro del cine de los 70, por encima de Robert Redford y Helmut Berger. Caballero, sexy, fotogénico, pícaro y embaucador. Cuesta creer que ÉL MISMO acabara arruinando su vida personal y su fastuosa carrera cinematográfica. Por cierto, su personaje en “Barry Lyndon” guarda ciertos paralelismos con su vida real (las trifulcas con su hijo, su ego desbordante, su tiranía con Tatum, los excesos con las drogas). Siempre es un placer revisitar sus películas más memorables a las órdenes de Peter Bogdanovich.